Es el nivel más alto de la serie histórica iniciada en 1996

El desplome del Brent dispara a máximos las compras de crudo

Pozo petrolífero en Nigeria, el mayor vendedor de petróleo a España.
Pozo petrolífero en Nigeria, el mayor vendedor de petróleo a España.

España importó más barriles de petróleo que nunca el pasado ejercicio. En 2015, las compras al exterior de crudo subieron un 9,4% hasta los 64,6 millones de toneladas equivalentes de petróleo, según los datos hechos públicos por la Corporación de Reservas Estratégicas de Productos Petrolíferos (Cores). Es el registro más alto de la serie histórica, iniciada en 1996, y se ha producido por la confluencia de dos factores: el desplome del petróleo y la recuperación económica en España.

Petroleo Brent 79,800 1,269%

El barril de Brent, de referencia en Europa, cotizó el pasado año a una media de 48,3 euros, mientras que en el anterior ejercicio lo hizo a 74,5. Una caída del 36% que ha servido para que Administraciones, empresas y particulares eleven sus compras aprovechándose de unos precios más bajos. Tras Italia, España es el país de la Unión Europea que tiene una mayor dependencia energética (importa el 72,9% de lo que consume).

Alerta de Coface

La aseguradora de crédito a la exportación Coface alertó sobre el fin del estado del bienestar en Arabia Saudí, por los ajustes que va a tener que acometer para compensar el desplome del crudo. Prevé que la deuda pase del 1,6% del PIB en 2014 al 17,3% este año.

Esa estrategia para abaratar costes es la que ha confirmado un cambio sustancial entre los proveedores de petróleo de España. Oriente Medio pierde fuerza frente a la pujanza de África y América. El 39% del crudo que se consume en España procede ya de África, con dos protagonistas emergentes. Nigeria es el mayor suministrador, con 10,8 millones de toneladas (16,7% del total) y Angola roza las 6 millones de toneladas, convirtiéndose en el cuarto más importante, por detrás de Nigeria, México, y Arabia Saudí, superando por primera vez a Rusia.

Entre los grandes proveedores, la única caída se ha registrado en Arabia Saudí, que ha pasado de unas ventas de 7,2 millones de toneladas en 2014 a 6,8 millones en 2015. Una caída de 400.000 toneladas que han sido compensadas con compras por un volumen similar a otro socio del Golfo Pérsico (Irak).