Breakingviews

El lujo de Hermès se empaña

La marca de ultra alta gama Hermès se ha manchado los dobladillos en la derrota mundial del lujo. El fabricante francés de bolsos de precios extravagantes afirmó que no podrá cumplir el objetivo a medio plazo de crecimiento de sus ingresos (situado en el 8% para este año). Después de que su rival LVMH informara del fortalecimiento de sus ventas, y dada la situación del sector, puede que la astral prima de valoración de Hermès baje para situarse un poco más cerca de la tierra.

El incremento de los ingresos de Hermès en el último trimestre de 2015 fue del 15% en comparación con el año anterior, superando el 12% de LVMH. Lo consiguió a pesar de las preocupaciones sobre cómo podría verse afectado por los ataques de noviembre en Francia, donde el grupo consigue el 16% de las ventas. China también parece estar mejorando un poco. El mercado mundial del lujo en conjunto creció entre un 1% y un 2% en 2015, según Bain.

Pero hay un inconveniente: Hermès aseguró que podría no alcanzar su objetivo de ventas para 2016. El año pasado recortó su objetivo, pero pese a ello lo alcanzó. Hasta ahora, la compañía parecía inmune a lo peor de la crisis mundial del lujo, pero parece que los problemas se filtran al segmento de más alta calidad de la empresa.

Aunque cotiza por debajo de su valoración histórica, Hermès sigue contando con una considerable prima. El propietario de Louis Vuitton consiguió un crecimiento del 6% el año pasado y parece optimista con respecto a 2016, por lo que será difícil para Hermès continuar tan adelantado.

Las acciones de Hermès han caído alrededor de un 4% en lo que va de este 2016, casi lo mismo que las de Kering –que se encuentra en una profunda renovación de su marca principal Gucci–. Es LVMH quien está superando al sector en este momento. Hermés todavía reina, pero desde un pedestal inferior.