La operadora de telecomunicaciones cree que impulsaría el sector

Virgin Media insta a Bruselas a que autorice la venta de O2 a Hutchison

Sede de la Comisión Europea en Bruselas
Sede de la Comisión Europea en Bruselas

La compañía de telecomunicaciones Virgin Media ha instado a la Comisión Europea (CE) a aprobar la compra de su rival O2 a la española Telefónica por parte del grupo hongkonés Hutchison, al considerar que impulsará al sector, ha informado “Financial Times” (FT).

El consejero delegado de Virgin Media, Tom Mockridge, aboga por que el acuerdo prospere en contra de la opinión de la directora del regulador británico de comunicaciones Ofcom, Sharon White, que dijo en el mismo periódico que la fusión podía perjudicar al consumidor británico.

Mockridge declaró al FT que “cualquier inquietud de competencia puede ser abordada sin necesidad de bloquear la transacción propuesta O2-Three (propiedad de Hutchison)”.

“Una combinación O2-Three podría dar más a los consumidores y, aún más importante, ofrecería más capacidad para otros proveedores que quieren liderar la competencia. Con los remedios adecuados, esta operación alentaría, y no socavaría, la competencia”, dijo.

Mockridge dio como ejemplo que, “en dos casos, Austria e Irlanda, la compañía matriz de Virgin Media, Liberty Global, proporciona una competencia vigorosa y gran oferta al consumidor como resultado de incorporar los remedios de la UE”.

Hutchison se comprometió el jueves a invertir 5.000 millones de libras (unos 6.500 millones de euros), compartir su red con rivales y a congelar las tarifas móviles en el mercado británico durante los próximos cinco años a fin de desbloquear la autorización para la compra de O2 a Telefónica, lo que otras empresas han visto como ventajoso.

La CE ha trasladado esta semana a Hutchison sus temores de que si la compañía compra O2 a Telefónica provoque una subida de precios y reduzca las opciones de los consumidores británicos.

La Comisión recuerda que la venta de O2 a Hutchison crearía el mayor operador de redes móviles del Reino Unido, lo que podría suponer la desaparición de un importante rival.

Bruselas abrió en octubre una investigación a gran escala de este acuerdo, ya que O2 es el segundo mayor operador de móviles del Reino Unido y Hutchison ya controla el cuarto mayor operador, Three U.K.

El documento remitido a la firma de Hong Kong expone los temores del regulador de la competencia e inicia un periodo de negociaciones entre las autoridades comunitarias y la compañía compradora respecto a qué soluciones ofrecerá la empresa para ayudar a conseguir su visto bueno.

La Comisión se ha fijado el 22 de abril como fecha límite para revisar la fusión, aunque podría ampliarla, ya que, si no se logra un acuerdo con las partes y ajustar la compra a la normativa de competencia europea, se bloqueará la fusión.

Telefónica y Hutchison cerraron en marzo del pasado año la venta de la filial británica de la multinacional española, O2 UK, al grupo empresarial hongkonés por 10.250 millones de libras esterlinas (14.000 millones de euros).