Alojamiento y acceso al estadio

La entrada del millón de dólares para la Super Bowl de 2016

Esta oferta incluye estancia en una 'suit' de 600 metros cuadrados, con vistas a la bahía

Los palcos del estadio rondan los 150.000 dólares, con aforo para 16 personas

Partido disputado el pasado mes de enero entre los Broncos de Denver y los New England Patriots. La victoria de los primeros les valió un pase a la SuperBowl.
Partido disputado el pasado mes de enero entre los Broncos de Denver y los New England Patriots. La victoria de los primeros les valió un pase a la SuperBowl. Reuters

La Super Bowl mueve millones de dólares cada año, y esta edición no iba a ser una excepción. El evento deportivo que congrega a más estadounidenses frente al televisor enfrenta este año a los Broncos de Denver y los Panthers de Carolina, a las 15:30 horas del domingo, (00.30 del lunes, hora peninsular española).

Este partido congrega cada año a aproximadamente 100 millones de espectadores de todo el mundo. Por ello, son muy pocos los afortunados que pueden disfrutar del juego en directo, desde las gradas y palcos del Levi’s Stadium de Santa Clara (California). Para aquellos dispuestos a dejarse una gran cantidad de dinero en esta jornada, el hotel Fairmont de San Francisco ha puesto a la venta un paquete especial: estancia de cuatro noches en la suite presidencial, con vistas a la bahía de la ciudad y más de 600 metros cuadrados. El alojamiento viene acompañado de 22 entradas para ver el esperado encuentro. La oferta, bautizada como Million-Dollar Fantasy Big Game, cuesta, como su nombre indica, un millón de dólares. Incluye los servicios de un chef y un barman, el transporte de ida y vuelta al Levi's Stadium y una maleta con merchandising de la Liga de Fútbol Nacional (NFL por sus siglas en inglés).

Para los que no pueden permitirse desembolsar un millón de dólares, otros hoteles de la zona han ofertado paquetes similares. Uno de ellos es el Fairmont de San José, en el que la cifra de reserva ronda los 50.000 dólares. Pero también están aquellos que huyen de los hoteles y solo quieren un buen lugar para disfrutar del partido.

Para ellos están destinados los palcos del estadio, que este año rondan los 150.000 dólares de reserva, si bien es cierto que cada uno de ellos tiene aforo para 16 personas, por lo que el precio de la entrada individual baja de los 10.000 dólares, mucho menos de lo que cuesta la entrada en otras zonas de la grada.

Pese a los altos precios de las entradas y palcos, no se recuerda una edición de la final tan barata desde hace, aproximadamente, 20 años. Las compañías dedicadas a la venta de entradas para el Super Bowl 50 del Fútbol Americano (NFL) informaron a Efe que se ha reducido el importe de los palcos que todavía quedan disponibles. El comité organizador pensó que lograría ingresar por cada palco entre 500.000 y un millón de dólares. Pero el reloj corre y ya quedan pocas horas para el pitido inicial. Por eso, la organización del evento ha reducido los precios ante el temor de que varios palcos queden sin ocupar durante el esperado encuentro. 

Se calcula que los ingresos que deje la Super Bowl en la economía local, rondarán los 800 millones de dólares. El área de la Bahía de San Francisco y Silicon Valley espera recibir a, aproximadamente, un millón y medio de personas durante estos días.