Brasil recuerda que no son necesarias medidas restrictivas para viajar al país

Las empresas activan sus protocolos frente al zika

Praia da Boa Viagem, en Recife (Brasil).
Praia da Boa Viagem, en Recife (Brasil).

Las cadenas hoteleras españolas han activado sus planes de prevención para evitar la transmisión del virus zika en sus establecimientos de las zonas afectadas en América Latina y Caribe. Tanto hoteleras como agencias de viajes afirman que no se ha percibido ningún efecto aún en la caída de la demanda hacia esos destinos.

La rapidez con la que se está propagando el virus del zika en los países de América Latina y la sucesión de detección de casos en países como EE UU, Irlanda o España ha dado la voz de alarma sanitaria y empresarial por las consecuencias que puede tener para sectores como el turístico. La decisión de la Organización Mundial de la Salud (OMS) de definirlo como una emergencia internacional en materia de salud pública ha provocado el temor de la industria turística mundial a una caída de los viajeros, aunque en el caso de las empresas españolas no hay evidencias de un recorte de la demanda.

Si hasta hace unas semanas la situación de inestabilidad de Túnez, Turquía o Egipto por los últimos atentados yihadistas era la principal preocupación de la industria turística global, el avance del zika ha hecho a la Organización Mundial del Turismo (OMT) recordar que según el organismo sanitario no se deben poner restricciones a viajes a las zonas afectadas pero sí ofrecer información actualizada para reducir la posibilidad de que los viajeros puedan verse afectados por la picadura de este mosquito. Hasta el momento, en 25 territorios o países del continente americano se han contabilizado casos de transmisión del virus.

Las compañías turísticas españolas con exposición a los países de América Latina donde se están produciendo la mayor parte de los casos de microcefalia y otras malformaciones neurológicas en gestantes a causa del zika aseguran que no han notado ningún efecto en la demanda. Así, hoteleros españoles como Meliá y Barceló afirman que no han notado una caída de la demanda hacia destinos como Brasil, que según recuerdan están en temporada baja. Las empresas explican, eso sí, que han activado los protocolos de prevención. En el caso de Meliá, ha puesto en marcha sus planes de prevención y de formación a todos sus empleados en América, mientras que desde Barceló se afirma también que todos sus resorts situados en zonas susceptibles de ser visitadas por el mosquito que propaga el virus, Aedes aegypti, son periódicamente fumigados.

Desde la Confederación Española de Agencias de Viajes (CEAV) recuerdan que la declaración de la OMS es muy reciente y aseguran que aún es muy prematuro para tener datos sobre el descenso de la demanda. Además, recuerdan que no estamos en temporada alta de viajes del turista español.

En EE UU, donde el Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) ha pedido a las embarazadas que consideren posponer sus viajes a zonas con casos de transmisión del virus zika, grupos como Hilton y Hyatt estarían considerando aceptar las cancelaciones en zonas más conflictivas, mientras que entre las navieras, Royal Caribbean ha anunciado que las embarazadas que así lo deseen podrán elegir una ruta alternativa; Norwegian permite cambiar la fecha del inicio del viaje, y Princess Cruises acepta la cancelación o el retraso de los viajeros. Entre las aerolíneas, United Airlines y Latampermiten la cancelación de vuelos y American Airlines acepta reembolsos.

Tata cambia el nombre a uno de sus modelos

La evolución del virus zika afecta no solo a la industria farmacéutica y a la turística, sino también, pero de refilón, a la automovilística. El fabricante de coches indio Tata Motors ha decidido esta semana cambiar el nombre de uno de sus próximos modelos, llamado Zica, para evitar que se le relacione con el virus.

El nombre del futuro vehículo se anunció el pasado mes de noviembre antes de que se agravara la situación por el virus zika y que la OMS lo declarara “emergencia de salud pública de importancia internacional”, y quería representar la unión de las dos primeras letras de las palabras zippy car, coche energético en castellano. Tata ha asegurado que su decisión se debe al alto grado de responsabilidad social de la corporación.

El vehículo será presentado estos días en la feria Auto Expo 2016, que se celebra hasta el día 9 en la ciudad de Delhi. De forma temporal, llevará la denominación de Zica pero Tata prevé anunciar un nuevo nombre en las próximas semanas. De hecho, la empresa había puesto en marcha una campaña de marketing con el nuevo modelo y el jugador del FC Barcelona Lionel Messi.

En un comunicado, la empresa ha asegurado que “está determinada a situarlo en el mercado cumpliendo todas las necesidades necesarias y pertinentes para su público objetivo”.