Mientras Rajoy mantiene su candidatura

El Rey encarga a Sánchez buscar apoyos para gobernar

Sánchez: "La regeneración del PP pasa por un PP en la oposición"

El rey Felipe VI ha encargado al secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, buscar apoyos para formar Gobierno. Así lo ha anunciado el presidente del Congreso, Patxi López, después de haber sido recibido durante 15 minutos por el Jefe del Estado. "Pedro Sánchez calcula que va a necesitar unas tres semanas o un mes" para empezar el diálogo entre las fuerzas políticas y consultar a la militancia del partido, según destacó López.

"Espero tener por lo menos todo el tiempo que ha tenido el candidato del PP tras las elecciones", destacó Sánchez en su comparecencia ante los medios, poco minutos después, al referirse a los 40 días transcurridos desde la celebración de los últimos comicios. Durante la rueda de prensa en el Congreso, Sánchez hizo hincapié en que quiere formar un Gobierno de "progreso y reformista" con todas las "fuerzas del cambio" y que tenderá la mano tanto hacia la derecha como hacia la izquierda, pero no contempla pedir el apoyo del PP.

"Yo no soy Rajoy y voy en serio", aseguró el líder del PSOE, al garantizar que utilizará el próximo mes para llenar la agenda de reuniones con las demás fuerzas políticas y llegar a un acuerdo que, como ya anunció en el último Comité federal del partido, someterá a una consulta de la militancia. Asimismo, Sánchez criticó duramente “la espantada” del presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, por renunciar a la investidura, que él dijo asumir en un intento de formar un Gobierno de regeneración con el PP en la “oposición”.

Minutos antes del anuncio de Patxi López, el líder del PP dijo que el Monarca no le había ofrecido la investidura. "El Rey no me ha ofrecido formar Gobierno hoy, lo cual me parece muy razonable, porque yo no puedo ser investido si no se produce un entendimiento con el PSOE", afirmó en una rueda de prensa posterior al encuentro con el Jefe del Estado el presidente del Gobierno en funciones, quien ha añadido: "La aritmética es como es y no podemos cambiarla".

Pese a ello, el líder del PP aseguró que mantiene su candidatura a repetir como presidente del Ejecutivo y explicó una vez más al Jefe del Estado la que ha sido su postura desde el día siguiente a las elecciones, según recordó: "Un Gobierno apoyado por el PP, el PSOE y Ciudadanos y presidido por el PP, porque este fue el partido que en las últimas elecciones obtuvo más votos y escaños".

Rajoy señaló que una "gran coalición" de este tipo "tendría todo el sentido, porque estas tres fuerzas están de acuerdo en los temas fundamentales y podrían acordar también los temas menores". Este pacto "mandaría un mensaje de estabilidad, seguridad y certidumbre", para lograr cuatro grandes objetivos: "fortalecer el crecimiento económico y la creación de empleo; mantener los pilares del Estado de Bienestar; defender la unidad de España; y luchar contra el terrorismo".

Frente a esta propuesta que, aseveró Rajoy, es "la más sensata y razonable" -pues estaría respaldada por "250 diputados"- existe una alternativa: que el PSOE cuente con el apoyo de los independentistas y el "apoyo activo de Podemos". Rajoy definió esta alianza como "heterogénea, contradictoria y esperimental" y añadió: "no es una alianza de progreso, porque sería llevar demasiado lejos la licencia poética".

El presidente en funciones destacó que "en ningún caso" retira su candidatura o se abstendría en un hipotético Ejecutivo formado por el PSOE y Ciudadanos.

Iglesias redobla la presión sobre Sánchez

Poco después de la comparecencia de Rajoy ante los medios en el Palacio de la Moncloa, el secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, redobló la presión sobre Pedro Sánchez. En una rueda de prensa en el Congreso, Iglesias afirmó que el secretario socialista "ha intentado vender algo que es imposible, es decir, un Gobierno del PSOE al mismo tiempo con Podemos y Ciudadanos".

El líder de la formación morada repitió varias veces que, en su opinión, "pactar con Ciudadanos es pactar con el PP en diferido" y criticó con mucho ahínco a Sánchez: "No se entiende que cuando te dicen que podrías ser presidente del Gobierno, estés diez días sin hacer absolutamente nada", afirmó.

Pese a ello, Iglesias aseguró que Podemos sigue tendiendo la mano al PSOE, para que se forme un Gobierno que corrija las políticas del PP. "Si no quieren eso, que lo digan abiertamente, como ya ha hecho Felipe González. Nos parecería un fraude, pero al menos serían honestos".