Con una oferta valorada en 454 millones

ACS y CAF ganan la primera fase del tranvía de Canberra

Florentino Pérez, presidente de ACS.
Florentino Pérez, presidente de ACS.

ACS, a través de su filial australiana CIMIC, y en consorcio con otras compañías, entre las que se encuentra CAF, ha sido seleccionada como oferta preferente valorada en cerca de 454 millones de euros para desarrollar la primera fase del tren ligero de Canberra, la capital del país.

El consorcio seleccionado por el gobierno territorial de la capital (ACT, según sus siglas en inglés) incluye a las compañías Pacific Partnerships, CPB Contractors, John Holland, Mitsubishi, Aberdeen Infrastructure Investments, Deutsche Bahn International, CAF y el Banco de Tokio.

Está previsto que el proyecto arranque en los próximos meses y se ponga en operación a finales de 2018, según la filial de ACS, que aún no ha cuantificado los ingresos que supondrá el contrato para la compañía.

La primera fase del metro ligero incluye el diseño y construcción de un tramo de 12 kilómetros desde la zona de rápido desarrollo de Gungahlin hasta la ciudad.

Incluye 13 paradas, 14 vehículos de metro ligero, el carril, los sistemas de señalización, así como la infraestructuras y los trabajos preparatorios, los de puesta en operación y el mantenimiento del sistema de tren ligero.

Está previsto que los primeros vehículos se entreguen a finales de 2017.

El papel del grupo CIMIC abarca el patrocinio, diseño, construcción, operación y mantenimiento. Pacific Partnerships participará en la financiación junto con John Holland, Mitsubishi y Aberdeen, así como en las operaciones y los servicios de mantenimiento durante 20 años de la mano de John Holland y Deutsche Bahn.

CAF suministrará y mantendrá los vehículos de metro ligero. Según ha señalado el fabricante a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), los tranvías serán vehículos bidireccionales con una longitud total de 33 metros.

Combinarán una estética moderna con un equipamiento de última generación y máxima accesibilidad. Además, en caso de que se ejecute la segunda fase del proyecto con la extensión de la línea hasta el área de Russell, los tranvías estarán equipados con la tecnología de almacenamiento de energía a bordo de CAF, que posibilita la circulación sin catenaria entre las estaciones.

Según ha señalado el consejero delegado de CIMIC, Marcelino Fernández Verdes, el grupo cuenta con una gran experiencia en el sector, así como en el desarrollo de este tipo de proyectos de transporte público.

CAF logró en Australia el suministro de tranvías para la ciudad de Sydney, actualmente en servicio comercial.

Para desarrollar el proyecto, el gobierno australiano ha optado por la fórmula de la participación público privada.