Ha ganado 16 millones de visitantes en seis años

Record turístico: España recibió 68,1 millones en 2015

Cuatro jóvenes turistas caminan con su maletas  por la plaza de la Virgen de Valencia.
Cuatro jóvenes turistas caminan con su maletas por la plaza de la Virgen de Valencia. EFE

Este hito consolida a España como el segundo destino más visitado del mundo, tan solo por detrás de Francia, y como el tercero que más ingresos obtiene por las actividades turísticas, solo superado por EE UU y China. Se trata del sexto año consecutivo de crecimiento desde que en 2009 el volumen de visitantes cayó hasta los 52 millones. Una ganancia de 16 millones de visitantes en seis años que se ha fraguado más por factores exógenos que por endógenos: las revueltas sociales en destinos competidores como Túnez y Egipto, la depreciación del euro (que ha abaratado los viajes de turistas procedentes de Reino Unido y EE UU) y el desplome del precio del petróleo, que ha supuesto un alivio muy importante para muchos hogares europeos, sobre todo británicos y franceses, que han optado masivamente por retomar viajes que habían pospuesto por la crisis económica.

La depreciación del euro impulsa las llegadas desde EE UU y Reino Unido

Desde que la primavera árabe estalló en Túnez a principios de 2011 y posteriormente se extendió a Egipto, ambos destinos competidores han ido perdiendo clientes, que han optado mayoritariamente por España como destino alternativo. El lobby Exceltur calcula que ambos enclaves han perdido siete millones de turistas y que muchos de ellos han acabado en algún destino español. Una tendencia que se mantendrá en el tiempo ante la inestabilidad en ambos países y la inseguridad creciente en Turquía, otro destino competidor.

La depreciación del euro también ha sido decisiva para impulsar la llegada de turistas extranjeros. Desde principios de 2011, el euro se ha depreciado un 26% respecto al dólar (pasó de 1,48 a 1,09 euros por dólar) y un 23% respecto a la libra esterlina. Un desplome que ha abaratado los viajes de estadounidenses y de británicos, que han respondido de forma automática a esa rebaja de precios. En 2015 llegaron 15,6 millones de turistas de Reino Unido, un 21,6% del total, consolidándose como el primer mercado emisor de España. Desde EE UU llegaron 1,5 millones de visitantes, un 2,5% del total, superando a otros destinos europeos que tradicionalmente aportaban más entradas, como Suiza, Irlanda o Rusia.

EUR x USD 1,1299 -0,651%
EUR x GBP 0,8557 -0,047%
Petroleo Brent 67,080 -1,149%

Todos los grandes mercados europeos han incrementado sus cifras de turistas emitidos y a ello ha contribuido de forma decisiva el desplome del precio del petróleo. Especialmente apreciable ha sido el incremento desde Francia, con 11,5 millones de visitantes (un 16,1% del total), que ha desbancado a Alemania como segundo mercado emisor de turistas a España. De hecho solo hay dos países que enviaron menos visitantes a España en 2015 que en 2014: Alemania, con un ajuste del 1,2% anual (125.000 menos), y Rusia, con un recorte del 32,7% (500.000 menos). Los expertos no encuentran justificación a la merma en Alemania, mientras que en el caso de Rusia se han unido la recesión económica, el desplome del precio del petróleo (es uno de los mayores productores del mundo) y la apreciación del rublo, lo que ha encarecido una media de 500 euros los viajes a España.

Cataluña es la comunidad más visitada, con un 25,5% del total, pese a la independencia y la tasa al turismo

El balance por comunidades autónomas muestra a Cataluña, pese a la inestabilidad política como consecuencia de las elecciones plebiscitarias y el inicio del proceso de independencia de España y a la implantación de una tasa por pernoctación, como la más beneficiada. En 2015 recibió a 17,4 millones de visitantes (600.000 más), consolidándose como el destino más solicitado, con un 25,5% del total del turismo extranjero. Dicho de otra manera, que uno de cada cuatro extranjeros que visita España, eligió Cataluña. En la consecución de ese hito ha jugado un papel protagonista Francia, el mercado que más turistas emite a Cataluña, con un 29,8% del total, e Italia, el segundo más relevante, con un 11,7% del total. Las tasas de crecimiento de ambos mercados (8,9% en Francia y 5,9% en Italia) están por encima de la media del 4,9%.

El resto de las cinco grandes comunidades turísticas (Baleares, Canarias, Andalucía, Comunidad Valenciana y Madrid) obtuvieron mejores registros que en 2014. El mayor incremento se produjo en Madrid, con un 13% más en un año, provocado por dos factores: el aumento de pasajeros al aeropuerto de Barajas, que cerró el pasado ejercicio con 46,8 millones, el mejor resultado de los últimos cuatro años, y que el principal mercado emisor de Madrid son los turistas de Asia y América, con crecimientos de dos dígitos.