La industria de la alimentación, la que más ocupación destruye

Bares y restaurantes, a la cabeza de los veinte sectores que crean más empleo

Más de medio millón de personas encontraron un empleo el pasado año. Pero ¿dónde se está concentrando la recuperación?. Los servicios siguen siendo el motor del mercado laboral en la salida de la crisis, y así lo demuestra el detalle sectorial de la Encuesta de Población Activa (EPA) conocida hoy, donde los bares y restaurantes, la educación y la sanidad son las ramas de actividad de la economía española que más puesto de trabajo crearon: 98.500; 61.300 y 58.600 empleos, respectivamente.

De las cien ocupaciones que analiza en detalle la EPA, en el 60% de ellas se crea empleo mientras que en el 40% restante aún se sigue destruyendo.

En total, los veinte subsectores que más empleo crearon de toda la economía generaron casi 570.000 nuevos empleos. Mientras que los diez que más destruyeron perdieron 137.000. Entre las actividades que siguen perdiendo ocupados están, a la cabeza, la industria de la alimentación, con 29.200 trabajadores menos. Le siguen los hogares como empleadores domésticos, que destruyeron 24.000 empleos y las administraciones públicas, con 19.900 menos.

No obstante, estas fueron las actividades que más empleo generaron y destruyeron en términos absolutos. Si se atiende a los sectores que incrementaron más su empleo y que, por tanto, presentan un mayor dinamismo en la contratación, se encuentran, por ejemplo, la reparación de ordenadores y otros electrodomésticos, donde la ocupación creció un 26,6% el pasado año; o las actividades de juegos de azar y apuestas o las agencias de viajes y operadores turísticos que ganaron un 20% de ocupados cada uno.

La fabricación de productos farmacéuticos aumentó su empleo también un importante 18%. Si bien fue la industria del tabaco, la que se anotó un mayor aumento del empleo en 2015, con un 45% más de trabajadores, si bien esta actividad solo emplea a 5.800 personas en toda España.