Antonio Gassó, consejero delegado de Gaes

“Estamos abiertos a la entrada de socios en el capital”

Este miembro de la segunda generación de la empresa de audífonos avanza que su foco de crecimiento está en América Latina y que en 2015 batieron el récord de facturación con 190 millones

Consejero delegado de Gaes
Consejero delegado de Gaes

Es el más pequeño de los cuatro hijos de Juan Gassó, fundador de Gaes en 1949. Antonio Gassó (Barcelona, 1968) es el consejero delegado y director general de la compañía de fabricación y de tiendas de soluciones auditivas, como audífonos e implantes. Formado en centros como Harvard e IESE, este directivo lidera el área de expansión internacional, el mayor esfuerzo al que se enfrenta la empresa familiar, un holding que también tiene un planta de fabricación bajo la marca Microson.

“Imanol Arias nos ha ayudado mucho para el conocimiento de la marca y le mantendremos como imagen durante 2016”

“Nuestro foco está en crecer en Latinoamérica”, reconoce Gassó en una entrevista por la presentación de resultados de la compañía. Se muestra especialmente orgulloso por las ventas de la empresa catalana. “Estamos muy contentos. Hemos conseguido nuestro récord histórico en los resultados de 2015 y hemos facturado 190 millones de euros”, avanza. Esto significa un aumento del 2% respecto al año anterior. “Son mejores si pensamos que con la crisis, a la gente mayor y a otras personas les cuesta mucho invertir en salud”, asegura.

Durante los malos años de coyuntura económica, Gaes ha conseguido aumentar la facturación. “No hemos logrado seguir creciendo al alto ritmo de los años anteriores, pero nos hemos mantenido”. Recuerda que entre lo mejor que les ha pasado en los últimos tiempos ha sido la colaboración con el actor Imanol Arias como imagen de la marca, que ha logrado que muchos españoles reconozcan inmediatamente a Gaes con una empresa de salud auditiva. “Imanol Arias nos ha ayudado mucho y le mantendremos como imagen durante 2016. Pero también nos ha beneficiado tener buen producto, buenas instalaciones y una gran atención de nuestros profesionales”.

La salida hacia América Latina

Pero sin duda, el mayor crecimiento proviene y provendrá de su salto a Latinoamérica. Aunque desde 1993 ya salió al exterior acercándose a Portugal, donde ya cuentan con 26 centros. En 1998 abrieron en Chile, en 1999 en Argentina, en 2007 en Turquía y en 2013 en Ecuador. “De cara a 2016, tenemos la intención de entrar en Colombia”, reconoce. Pero Gassó cuenta que no se van a detener ahí. Los siguientes serán Perú, México y Brasil, tanto abriendo tiendas propias como adquiriendo compañías locales.

En Perú ya estamos haciendo una due dilligence para adquirir una empresa local”, adelanta, aunque por confidencialidad no desvela el nombre. De una plantilla de 1.600 trabajadores, 300 ya están en el exterior y más del 10%del negocio también viene de fuera, sin contar la exportación desde su planta de fabricación.

“El mandato es claro. Los actuales dueños retendremos el control de la compañía. Mantenemos el legado de nuestro padre”

Este directivo también apunta que siguen mirando oportunidades de compras de rivales. “El crecimiento en países como México y Brasil puede ser tanto orgánico, con tiendas propias, como adquiriendo compañías”. Esta última opción les ayudaría a un crecimiento más rápido. Precisamente por esa velocidad descartan abrir en Europa y Asia. “Latinoamérica es un mercado menos maduro, es más emergente, por lo que nos permite seguir creciendo de una forma más rápida con menos recursos”.

“En los próximos cinco años queremos tener tiendas en 12 países y que en dos años el 20% de la facturación sea internacional”, apunta. A medio plazo, el objetivo lo sitúa en el 40%. Aunque sabe que la salida a nuevos mercados no es proceso sencillo. De las 600 tiendas de Gaes, solo 100 se encuentran en otros países. “Nos ha costado 67 años tener 500 centros en España”, recuerda.

Por eso, no descarta una ayuda externa para acometer los planes en el exterior. “Estamos abiertos a la entrada de socios para acelerar el crecimiento y la expansión internacional”. Dan la bienvenida, por ejemplo, “a algún fondo de inversión que compre un 20%” o más. “Pero el mandato es claro. los actuales dueños retendremos el control de la compañía. La obligación es mantener el legado de nuestro padre y hacerlo crecer”, apunta. La familia controla actualmente prácticamente la totalidad de las acciones de la empresa. Lo que de momento descartan es una salida a Bolsa.

Desde la I+D hasta el oído del paciente

Actualmente, los cuatro hermanos Gassó controlan en 100% de la compañía junto al directivo Santiago Pérez, que comparte con Antonio Gassó el cargo de consejero delegado. La compañía fue fundada por Juan Gassó tras un viaje a Londres en el que un conocido le había encargado un audífono ante la imposibilidad de encontrarlo en España en la década de los años cuarenta. Invitó a su amigo José María Espoy a sumarse al proyecto. De la combinación de Gassó y Espoy nació el nombre Gaes en 1949. Ambas familias se repartieron al 50% la titularidad de las acciones, hasta 2014, cuando los Gassó decidieron hacerse con la totalidad de la compañía, a la que sumaron al ejecutivo Santiago Pérez.

Los hermanos Gassó se han repartido las funciones: Juan preside la compañía, Conchita dirige el holding familiar (llamado Gassbona), María José encabeza la fundación solidaria y Antonio ejerce de consejero delegado y director general.

La empresa cuenta con la planta de producción de Microson en el barrio de Pueblo Nuevo, en Barcelona, donde trabajan 300 personas. Allí fabrica audífonos bajo esa marca, con un negocio de 20 millones de euros. Cuentan con 600 tiendas (más de 50 en franquicia) y distribuyen este tipo de productos en más de 30 países. “Hacemos desde la I+D y la fabricación hasta llegar al el oído del paciente”, cuenta Gassó.