En un rango de entre el 0,25% y el 0,5%

La Fed mantiene sin cambios los tipos de interés

La sede de la Reserva Federal de EE UU en Washington.
La sede de la Reserva Federal de EE UU en Washington.

Los inversores aguardaban con gran expectación la cita de la Reserva Federal. Después de dos días de reuniones, los miembros del banco central estadounidense decidieron mantener sin cambios los tipos de interés después de que en diciembre la institución elevara el precio de dinero por primera vez desde mediados de 2006. De esta forma el rango permanece entre el 0,25% y el 0,5%.

El mercado esperaba que la Fed enviara algún guiño a los inversores en un momento de fuerte inestabilidad. Sin embargo, en el comunicado difundido los miembros del Comité de Mercado Abierto (FOMC) se limitaron a señalar que el mercado laboral había mejorado desde la última cita a pesar de que constatan una desaceleración económica en la recta final de año.

Con una inflación por debajo del 2% fruto de la caída del precio del crudo, el Comité afirma que efectuará los ajustes que sean necesarios para contribuir a una expansión moderada y el fortalecimiento del mercado laboral. A la hora de adoptar las decisiones se seguirán muy de cerca las noticias sobre el empleo, las presiones inflacionistas y las expectativas de precio así como lecturas sobre la evolución financiera e internacional. Es decir, si alguien esperaba que se despejaran las dudas sobre cómo se procederá a subida de tipos, se ha quedado sin noticias. 

Los inversores no se tomaron muy bien la publicación del comunicado. Wall Street, que a lo largo de la sesión llegó a anotarse más de un 0,5%, se dio la vuelta. El Dow Jones cedía un 0,67%; el S&P 500, un 0,84% y el tecnológico Nasdaq, un 1,78%.

A pesar de que el banco central de EE UU no desveló cuando efectuará el próximo alza de los tipos (los analistas apuntan a entre dos y cuatro incremento a lo largo de 2016), el consenso de Bloomberg no esperó a ajustar sus previsiones. Para la cita de marzo, la próxima reunión, solo el 25% prevé un alza del precio del dinero frente al 53% que llegaron a pronosticar en los momentos de mayor optimismo.

En el mercado de renta fija, los inversores apostaron por la compras, llevando al tressury (bono estadounidense a 10 años) al 2% desde el 1,99%. Por su parte, el dólar perdió terreno frente al euro. La moneda única se cambia a 1,09 billetes verdes.