Los multimillonarios pierden miles de millones