Breakingviews

La publicidad acerca a Alphabet y Apple

Alphabet pronto podría convertirse en la compañía más valiosa del mundo. La matriz de Google cotizaba en la mañana del viernes con un valor patrimonial superior a 500.000 millones de dólares (unos 460.000 millones de euros). Los inversores valoran más los ingresos de la firma por el rápido crecimiento de la publicidad digital que los de Apple en un mercado de teléfonos inteligentes saturando. Pero Wall Street podría estar observando los riesgos de Alphabet.

El crecimiento mundial de las ventas de teléfonos inteligentes se desaceleró un 10% el año pasado, según la consultora IDC. Los informes de recortes en los proveedores de Apple sugieren una tibia demanda de sus últimos teléfonos. Los analistas temen que la empresa tenga problemas este año para alcanzar los 230 millones de terminales vendidos en el último año fiscal hasta septiembre.

El mercado de publicidad digital en telefonía móvil llegará casi a triplicarse a nivel mundial en 2019

Un mercado con un exceso de oferta podría traer guerras de precios, lo que a su vez podría perjudicar a los márgenes –y el iPhone representa alrededor del 60% de los ingresos de Apple y una gran parte de sus beneficios–. Como resultado, los inversores esperan poco crecimiento en los ingresos brutos de la firma este año.

Por su parte, el mercado de publicidad digital en telefonía móvil llegará casi a triplicarse hasta los 200.000 millones de dólares a nivel mundial en 2019, según calculan los consultores de eMarketer. Se pronostica que las ventas de Alphabet crezcan alrededor de un 15% este año. Este viento a favor y la posibilidad de que sus coches sin conductor, robots o esfuerzos médicos den sus frutos ayudan a explicar por qué cuenta con un PER superior a 20.

Unos resultados poco espectaculares de Apple, o unos fuertes Alphabet, podrían cambiar el nombre que se encuentra en lo alto de la lista de las empresas más valiosas del mundo.

Pero algunos de los ingresos de Alphabet son cortesía de los usuarios de iPhone: Google pagó 1.000 millones de dólares en 2014 para mantener su barra de búsqueda en el dispositivo de Apple, según informó Bloomberg. Además, Alphabet depende mucho más de la publicidad en internet de lo que Apple depende del iPhone. Los anuncios aportan alrededor del 90% de los ingresos de la compañía. Cualquier indicio de escepticismo de los inversores sobre ese mercado podría mantener a Apple en lo alto.