Entidades públicas y privadas brindan sus datos en busca de más transparencia

Un panel publicará todas las estadísticas de precios de vivienda

Cartel de venta de viviendas en un edificio de Valdebebas, Madrid. EFEArchivo
Cartel de venta de viviendas en un edificio de Valdebebas, Madrid. EFE/Archivo EFE

No hace mucho, cuando el ciclo inmobiliario comenzó a dar muestras de querer despertar de su más largo letargo de la historia reciente, volvió a ser noticia no lo que decían las estadísticas de vivienda, sino cómo lo decían. Algunos expertos y otros que demostraron no serlo tanto pusieron de nuevo en cuestión la calidad de algunos de los estudios que se publican periódicamente, ya que no era posible que unas cifras apuntaran en una tendencia y otras se mantuvieran en la contraria.

Y en paralelo a estas quejas, que ya en tiempos de boom también cuestionaron la conveniencia de que existieran tantas estadísticas distintas sobre precios, por ejemplo, los promotores siempre han demandado más información sobre el funcionamiento del mercado. Pues bien, dentro de muy poco ellos y cualquier ciudadano o empresa que lo desee podrán consultar una nueva plataforma en internet que contendrá todas las estadísticas de precios que se elaboran en la actualidad y cuentan con el suficiente reconocimiento y prestigio del sector.

Así, se accederá de manera libre y gratuita a los datos relativos a los precios que elabora el Instituto Nacional de Estadística (INE), el Ministerio de Fomento, Sociedad de Tasación, Tinsa, el Colegio de Registradores, el Consejo General del Notariado, Idealista y Fotocasa, según confirman a CincoDías fuentes que conocen el proyecto. También, participa en la iniciativa la Asociación Hipotecaria Española (AHE), aunque en su caso lo hace en calidad de entidad colaboradora y de apoyo, ya que pese a que no elabora ningún estudio de precios, sí dispone de información del sector que puede ser muy útil para los agentes que operan en él.

  • Metodología

Otro de los conocedores de cómo se ha gestado esta iniciativa explica que precisamente la idea es que en el nuevo panel también puedan volcarse informes o estudios que de alguna manera resulten de interés para todos aquellos que intervienen en la actividad inmobiliaria o pueden ser útiles para los ciudadanos.

El principal objetivo de esta plataforma es otorgar más transparencia a todo lo que rodea al comportamiento de los precios de la vivienda en España. Por ese motivo, la web no solo incluirá los datos y la fuente de cada uno de ellos, sino que especificará la metodología con la que se ha elaborado cada estadística y el espacio temporal al que se refiere. Además, cuando se acceda a cada dato, la web remitirá al usuario al sitio web original de forma que pueda ampliar sin límites la información que necesita.

Todo tipo de explicaciones para evitar que en el futuro pueda volver a cuestionarse si son muchas o pocas las estadísticas que existen y si unas están bien hechas y otras son erróneas o simplemente se realizan de forma interesada.

Las mismas fuentes explican que está previsto que una vez arranque esta plataforma puedan sumarse a ella más entidades, siempre que cumplan una serie de requisitos de calidad, seriedad, rigor, representatividad y buen hacer. “Si lo que queremos es arrojar luz, ser claros y aumentar la transparencia no podrá estar cualquiera”, afirman.

Estudios e informes, cuantos más mejor... ¿o no?

La primera institución que cayó en la tentación de cuestionar si era o no conveniente que coexistieran tantos estudios sobre los precios inmobiliarios fue el Ministerio de Vivienda con Maria Antonia Trujillo al frente.

Planteó la necesidad de analizar cómo eran cada una de esas estadísticas y llegó a insinuar que si alguna no tenía la calidad suficiente, lo mejor era dejar de publicarla. Al final, cundió la sensatez y curiosamente es también atribuible a Trujillo los acuerdos a los que llegó el Gobierno para que comenzaran a publicarse el estudio sobre compraventas, en colaboración con los notarios. Además, se suscribió un convenio con las tasadoras para que éstas continuasen suministrando los datos relativos a sus tasaciones que conforman la estadística de precios del hoy Ministerio de Fomento.

En paralelo, el INE, por mandato de Eurostat, aceleró los trabajos para comenzar a publicar el índice de precios de vivienda (IPV) que finalmente se decidió que se elaborara con los datos que obtienen los notarios cuando la transacción se suscribe en sus oficinas. Estadística publica además un estudio sobre compraventas con la información que le suministra el Colegio de Registradores. Cuando el ciclo comenzó a virar hacia la recuperación hubo meses en los que una estadística indicó que el precio seguía bajando mientras otras apuntaban ya a la estabilización. Todas eran correctas y lo que ocurrió es que según la fuente de la que tomaran los números (tasadoras-precios de oferta, notarios o registradores) y el espacio temporal al que hicieran referencia podían variar ligeramente. Después se comprobó cómo la tendencia que apuntaban era idéntica. Por ello, cuantos más estudios bien hechos y explicados, mejor.