Todas las claves para entender por qué unas dicen una cosa y otras la contraria

Por qué se contradicen las estadísticas de vivienda

Los notarios dicen hoy que los precios siguen a la baja y que disminuyen las ventas

El INE constató la semana pasada la primera subida anual de precios y un aumento de las ventas del 10%

Vista de un escaparate de una inmobiliaria en Madrid, con anuncios de pisos en venta. EFEArchivo
Vista de un escaparate de una inmobiliaria en Madrid, con anuncios de pisos en venta. EFE/Archivo EFE

El Consejo General del Notariado publicó ayer su estadística inmobiliaria correspondiente a julio, según la cual en dicha fecha se contrataron un 17,4% más de hipotecas para comprar vivienda que un año antes. Y todo, pese a que en julio se vendieron apenas 31.973 casas, lo que representa un retroceso del 9,8% que disminuye al 7,5% en la serie corregida. Además, para los notarios los precios aún continúan en la senda descendente al haber protagonizado en julio un ajuste del 10%.

Y, sin embargo, la semana pasada el INE publicó sendas estadísticas en las que avanzaba que la compraventa de pisos había mejorado más del 10% en julio y los precios registraban ya los primeros incrementos anuales, del 0,8% a finales del segundo trimestre. ¿Son contradictorias? Sí y no. Obviamente si una estadística dice que aumenta la venta de casas y otra que cae algo pasa. Pero es tan sencillo como que uno y otro estudio no beben de las mismas fuentes. Mientras el INE elabora sus datos de compraventas con las cifras que le remiten los registros de la propiedad, a donde llegan las escrituras de las operaciones a veces con algún mes de retraso, los notarios utilizan su propia base de datos. Y en esta ocasión las cifras no tienen ningún supuesto retraso temporal: los números de julio se refieren a operaciones suscritas ese mes y no en meses anteriores. Resuelto el primer entuerto.

Otra de las claves es si el volumen de hipotecas puede crecer a tasas de dos dígitos mientras las ventas de casas continúan a la baja. Esta duda es la más fácil de resolver. No es contradictorio, puesto que durante la crisis más de la mitad de las casas que todavía se lograron vender lo hicieron sin hipoteca, es decir, al contado. El desplome de los precios, el cerrojazo del crédito y el hecho de que las familias aumentaran su ahorro posibilitó que los más afortunados encontraran vivienda por unos precios que podían pagar sin necesidad de financiación ajena (crédito). Ahora, los bancos han vuelto a prestar dinero para adquirir casa, sobre todo si pertenece a su cartera inmobiliaria y por ello puede ocurrir que aunque un mes se hayan vendido menos pisos, la contratación de hipotecas haya aumentado. Según los notarios, en julio pasado el porcentaje de transacciones financiadas con un préstamo hipotecario se situó en el 37,7%. La cuantía del crédito supuso de media el 75,5% del valor de tasación del inmueble.

En materia de precios la cosa se complica. El INE elabora su índice con los datos de los notarios y hay que recordar que la última cifra es de junio, mientras que el informe que ayer publicó el Consejo General del Notariado hace referencia ya a precios de julio. ¿Pueden estar subiendo los precios un mes y bajar el siguiente? Sí, dependiendo de las operaciones que se cierren en cada periodo y de lo que ocurriera ese mismo mes del año anterior. Y para liar aún más la madeja, Fomento elabora sus precios con datos de las tasadoras y eso es otro cantar, son precios de oferta que no tienen por qué coincidir con los finales, a los que se cierra la compra. ¿Aclarado el contrasentido? Hasta el próximo mes.