Cyramza aterriza en España

Una nueva esperanza para el cáncer gástrico

Lilly lanza en España un fármaco que aumenta un 35% la supervivencia para esta dolencia

Una nueva esperanza para el cáncer gástrico
Thinkstock

En España se diagnostican anualmente más de 7.800 casos de cáncer gástrico, el doble de hombres que de mujeres, y normalmente entre personas mayores con obesidad o una alimentación con exceso de sales. Quienes padecen esta enfermedad tienen a su disposición desde este mes Cyramza, un fármaco de los laboratorios Elli Lilly que acaba de desembarcar en España.

Aprobado por las autoridades médicas americanas en 2014, se trata del primer medicamento biológico que ha demostrado un aumento de la supervivencia global del 35% al combinarlo con quimioterapia, logrando retrasar la progresión de la enfermedad.

Se trata de un medicamento de segunda línea, a aplicar tras haber recibido tratamientos previos, cuando la enfermedad está ya extendida. Esa es precisamente una de las mayores dificultades que entraña esta patología: su difícil detección. Tal y como explica el doctor Carles Pericay, oncólogo del Hospital Universitario de Sabadell, en torno al 65% de los pacientes de cáncer gástrico tienen la enfermedad en estado avanzado. “Los síntomas pueden pasar desapercibidos: heces negras, vómitos de sangre, falta repentina de hambre, dificultades para tragar... A menudo se deja pasar mucho tiempo hasta acudir al médico”, ilustra.

Alta incidencia en Asia

Cada año se detectan un millón de nuevos casos de cáncer gástrico en todo el mundo, la mitad de ellos en Asia. Los laboratorios Lilly confían en que ese continente puede suponer un mercado importante para Cyramza. El año pasado facturó 111 millones de dólares (unos 101 millones de euros) hasta el tercer trimestre, principalmente en EE UU. Además de estar disponible en la mayoría de los países de la UE, también está autorizado en Japón y en Corea del Sur, en este caso solo con la indicación de cáncer gástrico avanzado.

El Lejano Oriente se convertirá previsiblemente en uno de sus clientes principales, dada la alta incidencia de la enfermedad en la región.