"Cataluña es un problema local, no global"

González: “España necesita un Gobierno estable que no piense en utopías”

El presidente de BBVA, Francisco González, ha advertido hoy en una entrevista con Efe desde el Foro Económico Mundial de Davos de que España necesita un Gobierno estable, que siga trabajando y que no piense en utopías si desea mantener la buena imagen que ha conseguido en los últimos tres o cuatro años.

En declaraciones a Efe desde la localidad alpina que cada año reúne a mandatarios y directivos de todo el mundo, González ha admitido que la imagen de España todavía es buena, porque a finales del año pasado teníamos “un gran 'momentum'” en este sentido.

Pero ahora, ha admitido, existe “un poquito más de preocupación”, y es que la gente está expectante sobre quién va a componer el nuevo Gobierno, y aunque la posición de España todavía es buena, “no podemos perder ese momento”.

“España necesita un Gobierno que sea estable, que no piense en utopías, que luego crean mucha frustración, que sea realista y que continúe con lo último que se ha hecho en los últimos tres, cuatro años, al menos desde el punto de vista económico, que ha sido positivo”, ha añadido el banquero.

Lo relevante en este momento, ha señalado González, es la situación que ha quedado tras las elecciones del 20 de diciembre, ya que “esto es lo que ahora crea una cierta incertidumbre; es la hora de la alta política, y de que los partidos alcancen un acuerdo lo antes posible”.

Por lo que respecta al sistema financiero, ha indicado que tanto la banca española como la del resto del mundo está ahora mismo sujeta a “muchos desafíos”, ya que las entidades necesitan cada vez más capital y están sujetas a una estricta regulación.

Y todo ello, en un momento en el que la actividad global “es reducida” y los “spreads” -los márgenes- están bajando.

No obstante, BBVA se encuentra en una buena situación, puesto que se trata de una entidad con intereses “muy diversificados”, ha aclarado.

Existe una correlación muy grande entre el sistema financiero y la economía global, “si ésta va bien, los bancos van bien, y si no, las cosas serán distintas”. 

González subrayó que la deriva independentista de Cataluña supone un problema “local” de España, y que desde un punto de vista global “no en un problema que esté encima de la mesa”.

González, que participa en la localidad suiza de Davos en el Foro Económico Mundial, señaló que lo que preocupa “es la situación de España, no la de Cataluña”.

En los últimos tres o cuatro años, España ha cambiado, para bien, su imagen en el exterior, por lo que es preciso seguir trabajando y continuar con el proceso de reformas ya iniciadas, indicó.

Entre estas reformas pendientes se refirió a la educación, así como a la necesidad de aumentar la credibilidad de las instituciones, a la reducción de la temporalidad en el trabajo y a un recorte del déficit público.

En definitiva, aseguró, hay que seguir trabajando, porque se ha demostrado, con la crisis, que “tenemos un gran país".