Moscovici dice que está a la espera de datos definitivos

La UE cree que España necesita más ajustes

El ministro español de Economía, Luis de Guindos (i) conversa con el comisario europeo de Asuntos Económicos, Pierre Moscovici, durante una reunión de los responsables de Economía y Finanzas de la zona del euro en la sede del Consejo Europeo en Bruselas el 14 de enero de 2016.
El ministro español de Economía, Luis de Guindos (i) conversa con el comisario europeo de Asuntos Económicos, Pierre Moscovici, durante una reunión de los responsables de Economía y Finanzas de la zona del euro en la sede del Consejo Europeo en Bruselas el 14 de enero de 2016.

Bruselas cree firmemente que a la economía española le hacen falta más ajustes. Así, al menos, lo ha asegurado hoy el comisario europeo de Asuntos Económicos y Financieros, Pierre Moscovici, en la cumbre de Davos.“Hay que comparar sus cifras con las nuestras y creemos, de hecho estamos convencidos, que aún hay una brecha y que podrían ser necesarias medidas adicionales", aseguró en declaraciones a Bloomberg desde la cumbre de Davos.

"En primavera tendremos que enfrentarnos a esta cuestión, y tendrá que hacerse de una forma seria, porque la economía española está haciéndolo bien en términos de crecimiento, pero en finanzas públicas también tiene que ser clara y cumplir nuestras reglas, que están incluidas en el Pacto de Estabilidad y Crecimiento". 

En este sentido, Moscovici apuntó que el Gobierno actual “no tiene la legitimidad para presentar un nuevo presupuesto”, por lo que subrayó la necesidad de “encontrar una solución” a la situación política en España. Moscovici, eso sí, matizó que están a la espera de datos definitivos de Eurostat, la oficina estadística de la Unión Europea.

Ayer, el FMI actualizó su informe de previsiones de crecimiento en el que otorga a la economía española el mayor avance entre las naciones desarrolladas. En 2015 ya fue la que más creció,con un aumento del 3,2% y este año repetirá posición de privilegio, ya que avanzará un 2,7% (dos décimas más que lo previsto en el último informe de octubre), lo que representa una décima más que EE UU y cuatro décimas más que Reino Unido. En 2017, sin embargo perderá el primer puesto a favor de la primera economía del mundo, que registrará un avance del PIB del 2,6% frente al 2,3% de España (una décima más que lo previsto en octubre).