España deberá revisar el sistema de compensación por copia privada

La UE cuestiona la legalidad de los límites al canon digital

Bruselas / Madrid
Sede de la Sgae, en Madrid.
Sede de la Sgae, en Madrid.

El Tribunal de Justicia de la UE emitió ayer un dictamen provisional en el que cuestiona la normativa española que supedita el cálculo del llamado canon digital a los límites presupuestarios del Estado. En 2012, el Gobierno español suprimió el recargo en la venta de algunos aparatos electrónicos para financiar los derechos de autor derivados de las copias privadas y lo sustituyó por una partida con cargo a los Presupuestos Generales, pero supeditándola a la disponibilidad financiera del país.

La Corte europea acepta, en principio, ese cambio. Pero considera que la limitación por adelantado del canon no es compatible con la directiva comunitaria sobre derechos de autor. Si la sentencia definitiva ratifica el dictamen dentro de unos meses, España deberá revisar al alza, con toda probabilidad, el sistema de compensación por copias privadas que remunera a los autores por la reproducción de sus obras.

En 2012, las principales entidades de gestión de derechos de autor (SGAE, Aisge, AIE y Egeda) calcularon en un 95% la caída de su compensación, que pasaría de 115 millones de euros a solo cinco millones con el nuevo sistema.

La sgae, con el Estado

El caso del canon digital ha llegado al Tribunal de la UE a través de una consulta prejudicial del Supremo español. El Estado se ha defendido en Luxemburgo con el apoyo de algunas entidades de gestión, como la SGAE o Agedi.

Las organizaciones demandantes en el caso actual (Egeda, Dama y Vegap) aseguran que entre 2013 y 2014 la diferencia entre la compensación recibida y el perjuicio sufrido superó los 20 millones de euros.

El abogado general del tribunal encargado del caso, Maciej Szpunar, rechaza los argumentos presentados por el Gobierno y le reprocha que asumiera el gasto sin hacer un estudio previo sobre su impacto presupuestario.