Encargada una auditoría externa sobre la empresa pública

El Gobierno cesa por “alarma social” a los jefes de Acuamed

El despido de Arcadio Mateo y Gabriela Mañueco se decide en consejo extraordinario

El director general de la sociedad estatal Acuamed, Arcadio Mateo, y la directora de Ingeniería, Gabriela Mañueco, han sido cesados por “pérdida de confianza y la alarma social” tras el consejo extreodinario celebrado esta mañana en la empresa pública. Ambos fueron detenidos ayer en el marco de la Operación Frontino, que investiga presunto fraude, falsedad y prevaricación en la adjudicación de obras públicas.

El despido ha sido anunciado esta mañana por el secretario de Estado de Medio Ambiente, Pablo Saavedra, a su vez presidente del Consejo de Administración de la sociedad de aguas, que se ha reunido de urgencia tras conocer los hechos.

Saavedra ha añadido que a partir de este momento su departamento se pone a disposición de la Fiscalía para todo aquello que requiera. Además, ha pedido a la Abogacía del Estado que se persone en la causa porque el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (MAGRAMA) es el “máximo interesado” en que se esclarezcan los hechos.

Control externo

Igualmente, Saavedra ha anunciado la contratación de una auditoría externa para investigar las contrataciones que ha llevado a cabo Acuamed en estos años. Respecto a la destitución de otros detenidos durante la operación en diferentes delegaciones provinciales de Acuamed, ha precisado que estas contrataciones no dependen del Consejo de Administración y que, de momento, tienen que esperar.

Estos ceses se produce tras la detención de ambos por la Guardia Civil en el marco de una operación en la que se han registrado las sedes de la entidad en Madrid, Valencia y Murcia y que de momento alcanza a trece detenidos.

Según ha informado el secretario de Estado de Medio Ambiente, este lunes la Secretaría de Estado de Medio Ambiente recibió la notificación judicial en la que se autorizaba a la Guardia Civil a registrar las sedes de Madrid, Barcelona, Tarragona, Valencia, Alicante y Murcia.

Ante esta situación, el lunes por la tarde el presidente del Consejo de Administración de Acuamed, Pablo Saavedra, convocó para primera hora de este martes una reunión extraordinaria “con carácter de urgencia”.

El número de detenidos por la Guardia Civil en el marco de la 'Operación Frontino' relacionada con el fraude en los contratos de Acuamed asciende ya a 13 personas, según ha informado el Instituto Armado. La operación, que continua abierta, ha corrido a cargo del Grupo de Delitos Económicos de la Unidad Central Operativa (UCO) bajo la dirección de la Fiscalía Anticorrupción y la Audiencia Nacional.

Según la Guardia Civil, la empresa estatal Acuamed (Aguas de las Cuencas Mediterráneas S.A.) “presuntamente habría adjudicado fraudulentamente obras y/o falsificado certificaciones y liquidaciones para aumentar significativamente las cantidades a abonar a las empresas adjudicatarias”.

Las investigaciones se iniciaron en septiembre de 2014 tras una denuncia presentada en la Fiscalía Anticorrupción. Las obras objeto de la presente investigación se encuentran relacionadas, entre otras, con la creación de conducciones acuíferas terrestres, acondicionamientos de cuencas de ríos y contención de embalses, construcciones de desaladoras y tratamientos químicos para la descontaminación de embalses.

A las 16.00 horas, los agentes de la Guardia Civil habían llevado a cabo trece detenciones: ocho en Madrid, tres en Barcelona, una en Valencia y una en Alicante. Además, se han practicado 16 registros en distintas sedes sociales de empresas y domicilios particulares: ocho en Madrid, tres en Valencia, dos en Murcia, una en Alicante, una en Barcelona y otra en Tarragona.