Los diputados de Compromís intentan formar grupo propio

Podemos renuncia a tener cuatro grupos distintos en el Congreso

Podemos registró este martes en el Congreso su petición para constituirse como un sólo grupo parlamentario en el que se integrarán como agrupaciones sus alianzas territoriales en Cataluña (En Comú Podem) y en Galicia (En Marea). Podemos-En Común-En Marea es el nombre con el que registraron la petición de constitución de grupo parlamentario a punto ya de cerrarse el registro, a las 20.00 horas, acuerdo del que se quedaron fuera los cuatro diputados de Compromís, que  solicitaron formar grupo propio.

Los cuatro diputados de Compromís que concurrieron en la candidatura de Podemos-Es el Moment al Congreso intentarán formar un grupo parlamentario propio en el Congreso y separado de la formación morada. El portavoz de Compromís en la Cámara baja, Joan Baldoví, explicó que el registro de este grupo es meramente testimonial, ya que son conscientes de que no cumplen los requisitos para formar grupo propio porque no alcanzan el mínimo de cinco diputados que marca el Reglamento del Congreso. Baldoví explicó que, después de que la Mesa del Congreso rechace previsiblemente este grupo el miércoles, se convocará a la dirección de Compromís para que decida si sus diputados pasan al grupo mixto o se adaptan a otra fórmula.

El presidente del grupo parlamentario de Podemos será Pablo Iglesias; como portavoz en el Congreso figura el número dos del partido, Íñigo Errejón; y como portavoces adjuntos la secretaria de coordinación de áreas, Irene Montero, y los diputados de En Comú, Xavier Domenech, de En Marea, Alexandra Fernández, y de Podemos en Valencia, Ángela Ballester. La secretaria general del grupo será la responsable de Análisis y Programa de Podemos, Carolina Bescansa.

Errejón definió el grupo parlamentario como un “grupo plurinacional de organización confederal”, que contará en igualdad de condiciones con una agrupación parlamentaria catalana, gallega y valenciana (esta última formada por los diputados de la formación morada por Valencia más un independiente), que tendrán portavoces, agenda y manejo de los recursos propios y que mantendrán su autonomía política, “en pie de igualdad”, insistió.

Con esta fórmula acordada ante el rechazo de PP, PSOE y Ciudadanos a aceptar los cuatro grupos parlamentarios que reclamaban Podemos y sus alianzas territoriales, Errejón consideró que se recoge el mensaje de fraternidad y de reconocer la diversidad con el que concurrieron a las elecciones y que otras formaciones no han entendido.

Frente a quienes han estado “jugando hasta el final intentando sembrar división e intentando debilitar la candidatura del cambio”, Errejón señaló que con la configuración de este grupo Podemos y sus aliados han estado “a la altura”. Y han demostrado “con hechos” que las cosas se pueden hacer “de forma diferente” y “en igualdad de condiciones”. Este grupo, subrayó Errejón, refleja lo que siempre ha defendido Podemos, que es “construir la fraternidad desde la diversidad territorial”.