Inaugurará las rutas asiáticas en octubre

Iberia volará a Tokio y Shanghái

El presidente de Iberia, Luis Gallego
El presidente de Iberia, Luis Gallego EFE

El aeropuerto madrileño de Adolfo Suárez Madrid-Barajas contará con vuelos directos a Tokio y Shanghái antes de final de año, los primeros sin escalas que conectarán España con estas dos ciudades, según anunció ayer el presidente de Iberia, Luis Gallego.

En concreto, se programarán tres vuelos semanales con la capital de Japón a partir del próximo 18 de octubre. En la temporada de invierno 2016/2017, se abrirán los tres semanales a la ciudad china de Shanghái, una vez que se obtengan los slots y permisos necesarios.

Ambas rutas se cubrirán con los aviones Airbus A330-200 recibidos por la aerolínea dentro de su importante plan de renovación de flota. Los aparatos se han presentado en un acto celebrado ayer en el aeropuerto al que ha acudido la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes.

Desde hace meses, la dirección estaba enfrascada en el cálculo de costes para lanzar estas rutas estables a Asia. La nueva flota y la estabilización de los costes laborables facilitan que Iberia busque rentabilidad en estos nuevos mercados.

De enero a septiembre, el número de turistas japoneses que visitaron España creció un 27% con respecto al mismo periodo del año de 2014, mientras que el número de ciudadanos chinos que visitaron España creció un 66%. Además, se ha llegado a un acuerdo para la modificación del convenio, que permitirá que haya tripulantes chinos y japoneses. Gallego también ha recordado que se retomarán los vuelos a Puerto Rico desde el 15 de mayo y ha indicado que desde el 1 de agosto, se volará a Johannesburgo.

Gallego explicó que el propósito de Iberia es crecer “de forma sostenible”, por eso dentro de su programa de reestructuración se tomó la decisión de cancelar algunas rutas, si bien siempre se tuvo en mente expandirse a Asia, “un mercado muy importante pero muy complicado para entrar”.

Con esta iniciativa y el acuerdo con Latam para las rutas con Suramérica, la aerolínea da un salto cualitativo en esta nueva etapa de crecimiento.

Iberia volará tres veces a la semana, los lunes, miércoles y sábados desde Tokio y los martes, viernes y domingos desde Madrid, desde el aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas al aeropuerto Narita de Tokio, únicos vuelos directos entre España y Japón.

Con esta nueva ruta, Iberia ofrecerá unas 90.000 plazas al año en esta conexión y cuyos vuelos ya ha puesto a la venta, sujetos a la aprobación gubernamental, con un precio de oferta desde los 612 euros ida y vuelta.

Iberia confirmó que ya ha iniciado las conversaciones con las autoridades chinas para poner en marcha la ruta con Shangai, por lo que la fecha de lanzamiento está pendiente de permisos, slots y negociaciones. En la actualidad, no hay vuelos sin escalas entre España y Shanghái.

“Siempre hemos tenido la vocación de ser una aerolínea global. Con estas rutas a Tokio y Shanghái damos un paso en esta dirección, al mismo tiempo que acercamos nuestro país a dos potencias económicas y turísticas como Japón y China”, afirmó Gallego.

Iberia operará las dos nuevas rutas con el A330-200, bimotor de fuselaje ancho, que está equipado con las nuevas cabinas de largo radio, con capacidad para 288 plazas, 19 en business y 269 en clase turista.