La población china corre a las casas de cambio