Goirigolzarri asegura que el banco tiene un futuro como entidad independiente

Bankia confía en que el Gobierno catalán respete el Estado de Derecho

El presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri, durante la rueda de prensa ofrecida hoy para explicar la nueva estrategia comercial de la entidad
El presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri, durante la rueda de prensa ofrecida hoy para explicar la nueva estrategia comercial de la entidad EFE

El presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri, decidió hoy ser más cauto que en otras ocasiones al hablar del actual panorama político en España en general y en Cataluña en particular. Pese a ello, lanzó varios mensajes a políticos y al mercado. Confía así en que el nuevo Gobierno de la Generalitat de Cataluña respete el estado de derecho, que se basa “en el respeto a la Ley” y “es la base de la convivencia en una sociedad democrática”.

Goirigolzarri ha asegurado que la Ley tiene que ser respetada “por todos y en todas las circunstancias” . “Es evidente que una declaración unilateral de independencia afectaría al sector financiero y a Bankia en particular”, alertó Goirigolzarri antes de recordar “los esfuerzos y sacrificios que la sociedad española tuvo que hacer para dotarse de un estado de derecho”.

Aunque negó hoy en rueda de prensa que la actividad bancaria de la entidad en Cataluña haya empeorado en los últimos meses por las tensiones independentistas, advirtió de que la estabilidad y la certidumbre “son elementos que cotizan”. Reconoció así que una declaración de independencia, “por supuesto que tendría un efecto sobre el sistema financiero” y es “importante valorar lo que significa vivir en un Estado de Derecho y los sacrificios que tuvieron que hacerse”. Y añadió que pese a que la situación aún no está siendo castigada por los mercados, ya que ha sido “como consecuencia de valoraciones globales”, avisó de que si las situaciones “permanecen durante tiempo tendrá sus consecuencias, puesto que la estabilidad y la certidumbre son elementos que cotizan”. 

Pacto PP-PSOE

En cuanto a las negociaciones para formar Gobierno tras las elecciones generales del pasado 20 de diciembre, confió en que se llegue pronto a un acuerdo, pero insistió en que “hay que dejar trabajar a los políticos”. “Como gestores tenemos que respetar el voto de los ciudadanos” y las coaliciones que decidan los políticos y “acomodarnos a las circunstancias”, añadió Goirigolzarri, que tiene claro que él no es “la persona adecuada para opinar”. Sin embargo, sí quiso insistir en que cuanto antes se alcance un acuerdo, antes se calmarán los mercados, que han estado bastante agitados desde las elecciones.

Bankia se ve en solitario

En cuanto a la posibilidad de que Bankia, propiedad del Estado a través del FROB en un 63%, acabe siendo adquirida por una de las grandes entidades españolas, como se especula, aseguró que se ven más en solitario. De compras se habla mucho, “pero que yo sepa no hay nada en marcha”, dijo, y recordó que en Bankia, como en cualquier empresa cotizada “quien debe tomar las decisiones sobre cualquier movimiento corporativo son los accionistas y no los gestores”.

“Bankia es una franquicia muy fortalecida y con una gran capacidad y tiene un papel que jugar como jugador independiente para aportar un valor a la sociedad española”. Tenemos un gran presente y un gran futuro”, declaró. 

Sobre la cotización en Bolsa de Bankia, admitió que no están satisfechos, pero destacó que Bankia ha sido una de las entidades que mejor se ha comportado en 2015, un año muy convulso para todo el sector. “Tenemos la esperanza de que el mercado reconsidere la valoración del sector y de Bankia y cuando eso ocurra, tendremos de nuevo un tratamiento diferencial”.

Bankia cotiza ahora por debajo de un euro y su capitalización bursátil no llega a los 11.500 millones de euros, una cifra perjudicial para el principal accionista, el Estado, pero atractiva para un hipotético banco interesado en crecer en España.

El banco interesado tendría que lanzar una opa por el 100% de Bankia con una prima.