Dos factores críticos que podría intensificar la crisis China