Gestión empresarial

Los temas que marcarán la agenda de los ejecutivos en 2016

Los temas que marcarán la agenda de los ejecutivos en 2016
Thinkstock

Varios temas son motivo de preocupación en las empresas y marcarán, en buena parte, la agenda de los directivos de las organizaciones, grandes y pequeñas. Porque, independientemente de su tamaño, ninguna permanece alejada de las tendencias que determinarán un año señalado por la incertidumbre política en España. Profesores de las principales escuelas de negocios de España apuntan a los grandes asuntos que estarán en la agenda de los ejecutivos a lo largo de 2016.

Uno de ellos, anuncia el profesor del IE Business School, Joaquín Garralda, es el uso que las empresas hacen de la energía, en busca de una economía baja en carbono. En la última Cumbre sobre el Cambio Climático, celebrada el pasado mes de diciembre en París, los 195 países reunidos firmaron un compromiso internacional en contra del calentamiento global, con un acuerdo en firme para la reducción de emisiones contaminantes. Por ello, “las empresas han de reflexionar sobre este asunto, no solo las energéticas, y aunque se dediquen a la prestación de servicios deben plantearse cómo pueden contribuir a reducir la contaminación del planeta y qué deben exigir a sus proveedores y clientes, en este sentido”, prosigue el docente.

La figura del director de cumplimiento normativo

Es una figura habitual dentro de las empresas anglosajonas, prácticamente desconocida en España, y que será obligatoria sobre todo a raíz de la última reforma del Código Penal, que limita la responsabilidad penal de las personas jurídicas. Se trata del compliance officer o director de cumplimiento normativo, un puesto que tendrá gran relevancia, según el profesor del IE Business School Joaquín Garralda. “Es un cargo relevante, puede ser interno o externo, porque el incumplimiento de la ley puede llevar a cualquier miembro de la dirección de una empresa a la cárcel”.

El responsable de cumplimiento normativo coge fuerza en las organizaciones debido a la complejidad del entorno regulatorio. Se trata de una figura de vigilancia y control, que surge a raíz de los escándalos financieros ocurridos en los últimos años en las empresas. “Los temas legales van a situarse como uno de los temas prioritarios para las organizaciones. Este nuevo directivo deberá estar cerca de los presidentes de las compañías”.

El auge de África también está en el punto de mira de muchas empresas. Así lo cree la profesora de dirección estratégica del IESE África Ariño, quien señala que el incremento del poder adquisitivo abre numerosas oportunidades de negocio en el continente. Y afirma que países como Kenia empezarán a rivalizar con China e India a la hora de instalar centros de producción. “Con la pérdida de atractivo de países como China y Estados Unidos, más multinacionales se fijarán en África”. En este asunto coincide el profesor Garralda, quien destaca además las mejoras en las infraestructuras, en los sistemas de comunicación y energéticos como elementos de atracción de inversores en este continente. “Hasta Asia lo mira con interés”, afirma el docente del IE Business School.

El ejecutivo ha de prestar atención además a temas internos de su organización, como son las habilidades que deben tener tanto los nuevos empleados como la clase directiva, y que se resume en una palabra:STEM, acrónimo en inglés de science, technology, engineering y mathematics, o lo que es lo mismo, tener conocimiento de disciplinas académicas de ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas. “Es necesario para entender lo que está pasando y por tanto saber actuar en consecuencia”, explica Iñaki Ortega, director de Deusto Business School en Madrid, quien añade otro término, este en danés: aftale, que significa acuerdo. “El periodo que se acerca en España en lo político se va a extender a lo corporativo. De hecho empieza a ser habitual que grandes enemigos empiecen a hacer cosas juntos”. La ciberseguridad, añade el responsable de esta escuela de negocios, ha pasado de ser ciencia ficción a ser la principal amenaza para cualquier empresa. “España es el segundo país del mundo en número de ataques recibidos y las derivadas de este tema corporativo llegan desde empresas de seguros, a las de rating, a la Justicia, al reclutamiento o a las propias universidades”, asegura Ortega.

La gestión de la diversidad seguirá siendo una asignatura pendiente para las organizaciones. Lo destaca el profesor del IESE Sebastian Reiche, quien destaca la internacionalización de las empresas, lo que plantea desafíos de cómo aprovechar los conocimientos locales para la innovación y hacer que este conocimiento esté disponible en la empresa en general.

Pero además habrá que estar atentos al precio del petróleo, a las tensiones geopolíticas, a la oleada de fusiones, a la economía colaborativa...