Tribuna de Marta Campello (Abante Asesores)

Invertir en emergentes con riesgo limitado

Capital Group tiene el antídoto para invertir en los mercados en desarrollo con riesgo controlado

El fondo ETOP es muy flexible, que invierte en todo tipo de activo en mercados emergentes

Un inversor mira la pantalla de un ordenador con cotizaciones bursátiles, en Fuyang (China).
Un inversor mira la pantalla de un ordenador con cotizaciones bursátiles, en Fuyang (China).

Vemos muchos riesgos, como la debilidad en las divisas, una tendencia bajistas en los precios de las materias primas, dudas sobre el crecimiento de china... pensamos que es mejor ser cautos y esperar mejores oportunidades”. Esta era la visión que tenía hace un año Luis Freitas de Oliveira, uno de los gestores del fondo Capital Group Emerging Markets Total Opportunities (ETOP) acerca de cómo iba a ser el comportamiento de los mercados emergentes.

Finalizado el año 2015, su diagnóstico ha resultado ser bastante certero. El índice de Bolsas emergentes cayó un 9,70% en el año (en euros) y la renta fija se dejó entre un 15% y un 20%. De nuevo, otro año más de decepción para los inversores, aunque parece que, si se mira con un poco de perspectiva, ahora es posible encontrar buenas oportunidades de inversión a precios que dan cierto margen de seguridad. En cualquier caso, la cara B es la alta volatilidad que históricamente tiene que asumir cualquiera que invierta en este tipo de mercados.

Precisamente por este motivo nos parece muy interesante la solución que propone la gestora Capital Group para aquellos inversores que buscan exposición a mercados emergentes con un menor nivel de riesgo. ¿Es realmente posible? Nosotros creemos que sí.

Capital Group no es aún muy conocida en España, pero constituye una de las mayores gestoras de fondos de inversión del mundo, con unos activos bajo gestión de 1,4 billones de dólares, y una de las más antiguas, ya que nacieron en 1931 en plena Gran Depresión.

Uno de los mayores retos que vieron entonces, y siguen viendo ahora, es evitar que los inversores vendan en el peor momento y que vuelvan a entrar demasiado tarde y que se beneficien de la buena rentabilidad que puede aportar un buen producto. Su prioridad es proporcionar resultados consistentes a los inversores a largo plazo.

Para ello, es preciso diseñar productos donde los inversores quieran estar. El “Capital System”, como ellos lo llaman, es un modelo por el que cada fondo tiene varios gestores y cada uno de ellos es responsable de un trozo de la cartera. Así, el inversor tiene, en un solo fondo, la mezcla perfecta de estilos de gestión y visión de mercados. Es un modelo que huye de los gestores “estrella”.

Capital Group propone una cartera diseñada para combinar el potencial de crecimiento de los mercados emergentes que pone el foco en la importancia de mitigar las caídas, ya que las grandes bajadas pueden destruir las rentabilidades a largo plazo.

El ETOP es un fondo muy flexible que invierte en todo tipo de activos de mercados emergentes, con el foco puesto en la preservación del capital. El fondo no tiene por qué estar 100% invertido, ni invertir 50% en renta variable y 50% en renta fija, lo que permite a los gestores apostar por aquellas oportunidades que les parezcan realmente atractivas. Aspiran a batir en rentabilidad a las bolsas emergentes, pero con menor volatilidad. Así, son varios los aspectos que nos gustan de este fondo: por un lado, es un vehículo que puede invertir en cualquier activo que ofrezca oportunidades atractivas en el mundo emergente, sea de renta fija o de renta variable. Invierte en todo lo que sea invertible en emergentes (y tenga sentido, claro). Por otro lado, tenemos la amplia experiencia de la casa en la gestión de este tipo de mercados, ya que crearon el primer fondo que invierte en ellos en el año 1986.

Por último, tenemos a varios especialistas a cargo de la cartera. En el caso del ETOP, son cuatro los gestores responsables del vehículo. Luis Freitas de Oliveira, en Ginebra; Laurentius Harrer y Shaw Wagener, en los Ángeles y Dave Holstein, en Nueva York. Estos gestores tienen una experiencia de inversión media de 28 años y un promedio de 21 años en Capital Group. Además, todos ellos son inversores del fondo que gestionan.

Adicionalmente, son activos en la gestión del asset allocation, en función de las oportunidades que vean en cada momento. Desde su lanzamiento, en febrero de 2008, el nivel de exposición a bolsa ha oscilado entre el 29% y el 56%, la renta fija ha pesado entre el 29% y el 54%, y la liquidez se ha movido entre el 2% y el 27%. En la actualidad, el peso de la renta variable es del 43,3%, la renta fija pesa un 37,9% y mantienen efectivo por el 18.9% de la cartera.

Es un fondo que ha mostrado gran fortaleza en momentos de caída de los mercados, como en 2008, donde cayó un 22% frente al 48% que se dejó el MSCI Emerging Markets Index, o en 2011, donde cedió sólo un 5.5% en un año en el que el índice perdió un 19.5%. Esto refuerza su tesis de que reducir las pérdidas es una de las claves para obtener atractivas rentabilidades a largo plazo y evitar que los partícipes sucumban al pánico. Pero es además un fondo que aspira a ganar dinero cuando sopla viento de cola. Es interesante comprobar que su ratio de captura en mercados alcistas se ha situado entre el 51% y el 90%.

Para los aficionados a los números, la volatilidad anualizada histórica del fondo, desde 2008, es del 9.7%, frente al 21.4% del índice MSCI Emerging Markets Investable Market Index. La rentabilidad anualizada neta de comisiones es positiva a pesar de lo complicado que ha sido el entorno, y se sitúa en el 1.6%. Su índice, incluyendo los dividendos, se encuentra en números rojos, con una rentabilidad anualizada del -0.7%.

Pensamos que es momento de empezar a mirar a los mercados emergentes, pero comprendemos el temor de muchos inversores a la hora de enfrentarse a este activo. En Abante preferimos delegar las decisiones de inversión a los verdaderos especialistas, y en este equipo hemos encontrado un gran apoyo y buenos resultados. Para aquellos inversores que quieran tomar posiciones en mercados emergentes y no dejarse la salud por el camino, el ETOP es una excelente opción.