Gana un proyecto del Puerto de Bilbao y relanza su internacionalización

Cyes resurge como contratista con su nueva propietaria Rover Alcisa

Obras en la prolongación del dique de Punta Sollana, en el puerto de Bilbao.
Obras en la prolongación del dique de Punta Sollana, en el puerto de Bilbao.

Dueño nuevo, vida nueva. El brazo de obra marítima del grupo valenciano Cyes, la rebautizada como Cyes Maritime Works, regresa al mapa de la construcción tras ser sacada del concurso de acreedores por parte de Rover Alcisa, que la compró el pasado mes de junio. Al frente se sienta como consejero delegado su antiguo jefe de obra, repescado por Rover, Diego Yagüe. Vuelven a estar abiertas las líneas de avales, tiene a su disposición la capacidad financiera de su nueva matriz y luz verde de la Administración para licitar. Con todo, Cyes Miritime se ha adjudicado una primera obra valorada en 4,5 millones.

El concurso parte de la Autoridad Portuaria de Bilbao, para la que ya trabaja con la prolongación del dique de Punta Sollana, y consiste en la ejecución de la primera fase de las obras de urbanización de la terminal logística ferroviaria en la localidad de Pancorbo (Burgos). Se trata de una de esas iniciativas que Puertos del Estado ha promovido para que cada una de sus plazas invierta en el lado tierra en la mejora de los accesos por tren y conexión con los polos logísticos.

La primera fase confiada a Cyes, que ha concurrido al concurso en consorcio con su matriz, la especialista en obra ferroviaria Rover Alcisa, supone la actuación sobre 190.000 metros cuadrados de superficie. Esta terminal de Pancorbo cuenta ya con conexión ferroviaria con una vía para trenes de hasta 750 metros, además de vías de carga y descarga.

Mercados internacionales

Los planes de Cyes pasan por seguir buscando este tipo de encargos, en alianza con su matriz, y lanzarse a crecer en el exterior. De la etapa con el grupo Cyes, Cyes Maritime Works (70% Rover Alcisa, 30% Cyes Infraestructuras), tiene referencias internacionales en Croacia, Argelia, Gibraltar, Honduras y Togo. Ahora se trata de mantener alianzas, como la que tiene con la argelina Cosider, y atacar mercados en el norte de África, Europa Central, Oriente Medio y Latinoamérica. En principio pretende atacar proyectos de 30 millones a 200 millones de euros y el cliente tipo es la operadora de terminales, navieras y la Administración.

El consejero delegado de la empresa, Diego Yagüe, explica que entre los objetivos se encuentra elevar la cartera a una horquilla de 150 a 200 millones en un plazo máximo de tres años.

Otra línea de desarrollo, en busca de crecimiento a mayor plazo, es el de la I+D+i, donde Cyes Maritime trabaja ya en estructuras capaces absorber la fuerza de las olas y minimizar el impacto sobre las dársenas de los puertos. También se inicia en 2016 otra línea de estudio para el aprovechamiento del oleaje para generar electricidad.

Con 40 ingenieros de partida, más el personal que vaya integrándose en las obras, Cyes Maritime Works ha fijado su sede en Madrid. La actividad de infraestructuras portuarias aportaba el 79% de los ingresos de Cyes, que pugnaba por obras en los puertos de tú a tú con ACS, OHL, Acciona o FCC. Con la crisis desatada en Cyes Infraestructuras (fue a concurso con solo 16 millones que no pudo refinanciar), Rover Alcisa pagó 10,5 millones en una subasta impulsada por el administrador concursal. El proceso partió de 7 millones de euros y en él participaron cinco compañías. Atrás quedan los tiempos en que el grupo valenciano llegó a facturar 240 millones de euros (en 2008) y emplear a 1.500 personas.