En lo que va de año, estos fondos de capital riesgo han invertido 989 millones en España
Felipe Navío
Felipe Navío, cofundador de Jobandtalent, durante su participación en el congreso de emprendedores de Iniciador. Cinco Días

Jobandtalent pide incentivos fiscales para el capital semilla

Felipe Navío, cofundador del portal, reclama también ayudas en el pago de las cuotas de la Seguridad Social para ‘startups’ durante sus dos primeros años de operación.

El cofundador de la plataforma de búsqueda de empleo Jobandtalent, Felipe Navío, pidió al próximo Gobierno una rebaja de impuestos para los fondos de capital riesgo que invierten en compañías en sus primeras fases de desarrollo.

“Si pudiera pedir algo sería mejorar la fiscalidad, no solo para los emprendedores sino también para los fondos, porque si queremos atraer capital a España tenemos que hacer que sea interesante invertir aquí”, sostuvo en una entrevista con Cinco Días durante el Quinto Congreso de Emprendedores celebrado por la fundación Iniciador.

A pesar de que el crédito bancario empieza a recuperarse, el capital semilla es todavía la principal fuente de financiación de los emprendedores. Entre enero y noviembre de este año, los fondos de esta categoría invirtieron en empresas españolas un total de 989,98 millones de euros en 235 operaciones, según la consultora TTR. Este volumen es el más alto de los últimos cuatro años. De hecho, supera al de todo 2014, cuando alcanzó los 700 millones.

Aunque en España ya existen incentivos fiscales para la inversión en startups, la mayoría están orientados a inversores particulares. Así, por ejemplo, mientras que la persona que invierte en una empresa de reciente creación puede descontarse en la declaración del impuesto sobre la renta el 20% del capital invertido, los fondos de inversión perdieron este año la posibilidad de deducirse de Sociedades el 10% por reinversión de beneficios extraordinarios, entre otras ventajas.

Navío, de 31 años, pidió también ayudas en los pagos de las cuotas a la Seguridad Social para empresas en sus primeros años de operación. “Por cada tres personas que tiene trabajando consigo, una empresa debería poder fichar una cuarta y estar exenta de los pagos a la Seguridad Social durante los dos primeros años de vida. Así tendría más oportunidad de generar empleo y funcionar porque, de lo contrario, es una traba”, sostuvo.

Desde su creación en 2009, Jobandtalent ha recaudado de inversores un total de 35 millones de euros en cinco rondas de financiación. Solo en la última, cerrada en mayo pasado, levantó 23 millones, la segunda de mayor volumen protagonizada en 2015 por una empresa española, después de los 36,8 millones conseguidos por Wallapop en enero.

Los principales accionistas del portal son el grupo inversor Pelayo Cortina Koplowitz, las sociedades de capital semilla Kibo Ventures y Qualitas Venture Capital, la Fundación José Manuel Entrecanales y el empresario Nicolás Luca de Tena. Además, ha recibido financiación de Enisa, empresa pública dependiente del Ministerio de Industria.

Jobandtalent tiene más de nueve millones de usuarios registrados, que han dejado su currículum vitae en la base de datos del portal, y publica ofertas de empleo de entre 4.000 y 5.000 empresas al mes, de las cuales “el 80% o 90% son pymes”, destaca Navío. Para ellas, la web puso en marcha este mes una promoción que las exime de cualquier pago por la contratación a través del portal de empleados para cubrir puestos temporales durante la campaña navideña.

“España podría ser la California de Europa”

Nicolás Luca de Tena
El inversor Nicolás Luca de Tena. Cinco Días

Uno de los principales inversores de Jobandtalent, Nicolás Luca de Tena, compartió también su experiencia como empresario en el congreso de Iniciador. El hombre de negocios, de 71 años, señaló que por su clima amable, “España podría ser la California de Europa” para los inversores de capital riesgo, pero coincidió con Felipe Navío en que para conseguirlo, hace falta una mejora del tratamiento fiscal de estas inversiones.

“Los inversores echan de menos en España un marco que elimine o suavice los impuestos durante la fase inicial de la empresa, de manera que la carga impositiva empiece a aumentar a medida que la compañía coge carrera y va siendo capaz de generar un flujo de caja lo suficientemente grande para pagar impuestos”, explicó a Cinco Días en un aparte del congreso.

Luca de Tena, que desde la venta de Multiasistencia en 2010 lleva invertidos alrededor de 15 millones de euros en numerosas startups, advirtió a los emprendedores asistentes al congreso que la proliferación de proyectos de empresas tecnológicas en España ha provocado que los business angels españoles dejen de financiar compañías en fases iniciales para concentrarse en aquellas que se encuentran en una etapa de crecimiento.

“Los inversores españoles, en general, ya no invierten tanto en startups porque hay una inflación muy grande de proyectos y no tienen capacidad para analizarlos todos, ya que siempre se tienen dudas sobre si la idea va a funcionar o el equipo se va a consolidar. En lugar de eso, tienden cada vez más a invertir en empresas en fase growth, por lo que ahora va a ser más difícil para los innovadores encontrar dinero y van a tener que buscarlo entre familiares y amigos”, precisó.