La luz baja y la telefonía se congela

El año 2016 comienza con descensos de precios

Los factores se han aliado para que el nuevo año se inaugure con bajadas de los precios y no con subidas como tradicionalmente sucedía cada mes de enero. Influye de forma determinante la aplicación de la Ley de Desindexación, que supone un auténtico cambio en la evolución de los precios públicos regulados (gas, telefonía, transportes, agua, telecomunicaciones, energía, servicios, tasas, peajes, concesiones de autopistas, contratos púbicos y de obra). La norma establece que estos precios o tasas ya no podrán estar referenciados de manera automática al IPC y tanto las subidas como las bajadas deberán estar justificadas por el comportamiento que hayan registrado los costes. Y aquí es donde ha jugado un papel primordial el petróleo, que entre mayo y diciembre pasados ha perdido la mitad de su valor hasta cotizar a 38 dólares por barril. El impacto en España, importador neto de hidrocarburo, ha sido brutal. Solo entre enero y octubre, las compras de crudo han supuesto un ahorro de 12.500 millones de euros. Y su influencia en el IPCtambién ha sido importante, ya que el dato adelantado en diciembre apunta a que habría cerrado 2015 en el 0%. La media anual será negativa, ya que ha habido caídas en nueve de los doce meses.

ENERGÍA: El recibo de la luz iniciará el año con un recorte del 0,7% en enero con respecto a diciembre y el del gas caerá cerca de un 3% respecto a la última revisión trimestral. Este retroceso en los precios se debe en gran media a la rebaja en la parte regulada de ambas tarifas. La bombona de butano, cuyo precio descendió cinco veces a lo largo de 2015, ya bajó un 0,6%, con un precio máximo de 12,68 euros (impuestos incluidos) a mediados de noviembre. En este caso, no está prevista una nueva revisión hasta la tercera semana de enero.

PEAJES: También habrá una rebaja media del 0,6% en los peajes de las autopistas de pago del Estado desde el 1 de enero de 2016. Se trata de la primera vez que esto ocurre desde que en 2002 se puso en marcha la fórmula por la que se actualizan anualmente las tarifas por efecto del IPC y de otras variables. De esta reducción quedan excluídas las autopistas radiales de Madrid (la R-3 Madrid-Arganda, la R-5 Madrid-Navalcarnero y la R-4 Madrid-Ocaña), donde los peajes subirán un 1,34%, y la autopista Cartagena-Vera, donde se elevarán un 0,39%

TASAS AEROPORTUARIAS: Fomento también ha fijado la hoja de ruta para las tasas europortuarias, que caerán un 1,9% a partir de marzo y se congelarán en el siguiente cuatrienio, después de haberse mantenido sin cambios en 2015 tras el incremento del 0,9% en 2014.

TREN: Por su parte, las tarifas de tren no se verán modificadas y se mantendrán las aplicadas este año en los trenes de cercanías y media distancia convencional, aunque el Ejecutivo no descarta una revisión de los precios en enero, en función del cálculo del coste que supone para Renfe y el Estado la prestación de estos servicios.

TELEFONÍA: Telefónica también ha actualizado sus tarifas con una noticia buena y otra mala. La compañía presidida por César Alierta congelará por segundo año la cuota de abono, pero subirá otra vez el precio de sus clientes Fusión (que reciben adsl, telefónia fija y móvil), en esta ocasión otros tres euros.

CORREOS: La nota discordante a esta tendencia a la bajada es Correos, que subirá un 7,1% el precio de los sellos para envío de cartas.