¿Traerá 2016 una nueva esperanza a los banqueros centrales?

Normas