Los asesores aconsejan cautela, diversificación y flexibilidad

Apuestas seguras

Estos son los fondos que recomiendan los asesores para empezar 2016 con rentabilidad, sea cual sea su perfil de riesgo.

Apuestas seguras

No se trata de elegir entre una decena, ni siquiera entre un centenar. Hoy en España se comercializan miles de fondos de inversión, una gran oferta que, sin embargo, hace realmente complicado decidirse por el más conveniente. Hemos pedido a asesores independientes que nos recomienden dónde poner nuestro dinero para empezar bien el año.

Las alternativas para los inversores conservadores con una tolerancia al riesgo baja “son cada vez más escasas a la vista de las valoraciones del mundo de la renta fija”, cree Javier Monjardín, director de análisis de Tressis.

No obstante, confía en que uno se puede beneficiar de este escenario mediante los bonos flotantes, una apuesta que se puede articular a través del Pimco Income, fondo de renta fija multiestrategia cuya principal táctica es la subida de tipos de la Fed. En cuanto a los perfiles equilibrados, su apuesta pasa por fondos mixtos y dentro de este universo, el M&G Dynamic Allocation, que invierte tanto en acciones como en bonos.

Para los arriesgados, el director de análisis de Tressis opta por renta variable europea y recomienda el Schroder European Opportunities, donde los gestores “dividen el universo de inversión en siete grupos de estilos con sensibilidades diferentes a la coyuntura económica”.

Los asesores mencionan varios productos de la española Cartesio

De cara al próximo año, “la estrategia genérica que proponemos se fundamentaría en tres pilares, al menos para el arranque de 2016: cautela, diversificación y flexibilidad”, resume el director de análisis y estrategia de inversión de Profim, José María Luna.

En concreto, eligen el Cartesio X, su fondo mixto de renta fija defensivo para perfiles más conservadores. A Luna le gusta los gestores que invierten el patrimonio en el fondo que gestionan. Para perfiles moderados, otro fondo de boutique española, el mixto de Bolsa europea Belgravia Epsilon, gestionado por Carlos Cerezo, socio-fundador. De él “nos atrae la gestión mixta flexible con resultados positivos muy consistentes”.

Para inversores más agresivos se decanta por el fondo de Bolsa europea, que excluye Reino Unido, Gam Star Continental European Equity. “La recuperación está en marcha, aunque con ciertos traspiés y no siendo homogénea para todos los países de la vieja Europa”, apunta.

César Ozaeta, gestor de activos de Abante Asesores, opina que el fondo de fondos es el mejor vehículo para que los inversores accedan a los mercados, por lo que ofrecen a sus clientes tres de esos instrumentos. Para los partícipes con menos aversión al riesgo recomienda el fondo de fondos Abante Bolsa FI, pues mantiene un enfoque global e invierte, entre otros productos, en MFS Global Equity.

Para perfiles moderados, el Abante Bolsa Absoluta FI, donde incluyen fondos de Bolsa flexible/multiestrategia, entre ellos el Cartesio Y, de la gestora española ya mencionada por el responsable de Profim.

Para los más conservadores, el Abante Valor FI, que propone hacer una gestión flexible y activa de la parte de renta fija mediante, por ejemplo, el BSF Fixed Income Strategies. Antonio Magaz, del departamento de análisis de Aspain 11 Eafi, se decanta por productos de grandes casas.

Así, para un perfil conservador, contando con las sucesivas subidas de los tipos de interés que se van a ir produciendo el próximo año, “aportaríamos valor diversificando entre activos de renta fija con una duración mayor y un fondo mixto conservador que apueste más por Europa”.

Es decir, BlackRock Global Funds-Euro Short Duration Bond Fund (EUR), Carmignac Sécurité Accumulation (EUR) e Invesco Pan European High Income Fund Accumulation.

Récord de inversión

El patrimonio de los fondos de inversión ha alcanzado en noviembre la cota máxima de los últimos siete años y medio y se sitúa en 222.188 millones de euros, un 0,85% más que el mes anterior, con lo que vuelve a niveles de febrero de 2008, según datos adelantados por Inverco.

Para un perfil más equilibrado, según Magaz, “aumentaríamos el peso en renta variable de cara al próximo año, pero esperando en estos momentos hasta que el mercado retome la tendencia alcista” mediante BlackRock Strategic Funds-Fixed Income Strategies Fund (EUR), BNY Mellon Euroland Bond Fund (EUR) y Robeco BP Global Premium Equities (EUR).

Por último, si se trata de un perfil arriesgado, sugiere “más peso en renta variable, apostando por los sectores de consumo y tecnología y dejando la reducción de volatilidad en manos de un fondo de gestión alternativa”, con Marshall Wace Tops UCITS Fund (Market Neutral), Robeco BP Global Premium Equities (EUR) y Fidelity Funds-Global Technology Fund (EUR).

Javier Flores, de Asinver, por su parte, está observando que los inversores más agresivos se interesan por fondos inmobiliarios, como el Aviva Investors European Real Estate Securities, que entre otros mercados tiene posiciones importantes en España. Los más moderados están intentando aprovechar una eventual recuperación de activos de renta variable y “uno de los que está teniendo más entradas es el Templeton Emerging Markets Bond”.

Respecto a los conservadores, “están tomando posiciones claramente defensivas ante un contexto volátil con fondos como el BNY Mellon Global Real Return Fund”, afirma Flores.

En Altair Finance recomiendan un producto propio, el Altair Patrimonio II (solo 10% en renta variable, aunque es muy flexible), para quienes no estén dispuestos a asumir riesgo; el Alken Absolute Return, a cargo del gestor estrella Nicolas Walewski. Y para los más atrevidos, el Echiquier Agressor (Bolsa europea), un fondo que se lanzó en 1991, con una rentabilidad anualizada del 13,14%.

Fernando Llorente, director general de Ágora, propone una cartera conservadora compuesta por el Aviva Corto Plazo –al menos un 50% de la exposición total en depósitos–, Carmignac Portfolio Capital Plus A EUR Acc –fondo dinámico monetario– y Marshall Wace Tops UCITS Fund, un fondo de Bolsa mundial de Merrill Lynch.

Para los perfiles moderados, en Ágora recomiendan el BSG Prometeo –un mixto flexible global, de A&G–, de nuevo el Marshall Wace Tops UCITS Fund y el Cartesio X, el mixto defensivo de la gestora independiente española.

En cuanto a la cartera agresiva, también forman parte de ella BSG Prometeo y Marshall Wace Tops UCITS Fund, al que se añade un fondo de autor, Valentum FI de Gesiuris, con una exposición mínima del 75% a renta variable.

De Feelcapital, su director general, Antonio Banda, ha calculado tres carteras. Para los perfiles con menor aversión al riesgo propone el Aviva Espabolsa A, Templeton Emerging Markets Smaller Companies A Acc €e Invesco Pan European Equity Income Fund.

La cartera más equilibrada estaría compuesta por Candriam Bonds Euro High Yield C EUR Acc, M&G North American Value EUR y Nordea-1 European Covered Bond Fund BP EUR.

Para Ramón Zárate, fundador de Zárate Eafi, las recomendaciones de cara a 2016 pasan por que las políticas de inversión de los fondos “sean flexibles dentro de las posibilidades de su categoría, que desarrolle una selección de activos y estrategias globales y una volatilidad adecuada al perfil de cada inversor”.

Con estas premisas, propone el Pioneer Strategic Income –renta fija flexible para perfiles conservadores–, Axa Optimal Income –un mixto flexible para los moderados– y el Global Allocation, de Renta 4.

Mixtos y perfilados, las opciones para el gran público

Apuestas seguras

Con mayor o menor exposición a riesgo y gestión más o menos activa, los fondos van a seguir siendo el producto de inversión financiera preferido en 2016.

“Ahora que los depósitos apenas ofrecen rentabilidad, los fondos de inversión deben ser la alternativa número uno, y así lo está siendo en los últimos dos años, para recibir los saldos de los vencimientos de los depósitos bancarios.

Esto es gracias a que ningún otro producto ofrece la flexibilidad, transparencia, regulación y fiscalidad que tienen los fondos de inversión”, asegura Carlos Magán, responsable de desarrollo de negocio de AFI, quien espera los mayores crecimientos en productos perfilados.

En concreto, los de renta fija mixta, “ya que después de un año convulso como ha sido 2015, muchos clientes que tomaron mayor peso en renta variable mixta o Bolsa puede que replieguen parte de sus inversiones en perfiles más conservadores y con una volatilidad más reducida.

César Ozaeta, gestor de activos de Abante Asesores, por su parte, no duda de que “los fondos de inversión van a seguir siendo la principal alternativa de la que dispone un inversor”, pero recomienda no confundir inversor con ahorrador. No obstante, Borja Aguiar Suárez, director de negocio institucional de Altair, advierte de que “ni el cliente ni los fondos deben modificar su perfil de riesgo en busca de mayores rentabilidades. Cada uno tiene su perfil y el objetivo será encontrar productos que optimicen el límite de riesgo que está dispuesto a asumir el inversor”.

En cualquier caso, “los mixtos seguirán estando de moda, pero solo por interés de la entidades financieras, no por interés del partícipe”, critica el director general de Feelcapital, Antonio Banda.

Dado el actual panorama, Ramón Zárate, fundador de la firma de asesoramiento Zárate Eafi, asegura que a todas las categorías de fondos habría que añadirles la etiqueta de flexibles, “tanto por la amplitud de activos seleccionables como por las estrategias a desarrollar con y entre ellos”.

Sin embargo, lamenta la poca flexibilidad existente por parte del organismo regulador, ya que “las políticas de inversión de las sociedades de inversión colectiva están determinadas por lo establecido en la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), por tanto, el uso de diferentes instrumentos de inversión y diferentes estrategias lleva necesariamente a la categoría más genérica de global”, que no siempre se adapta a los matices que el gestor quisiera dar.

Normas