Juan Pedro Moreno, consejero delegado de Accenture

“Seguiremos comprando ‘startups’”

“Seguiremos comprando ‘startups’”

Madrileño de 50 años y economista, desde hace tres meses es el máximo responsable de Accenture en España, Portugal e Israel. Juan Pedro Moreno se incorporó a la consultora en 1989, y desde entonces su carrera ha estado vinculada al sector financiero y al mercado de capitales, donde asegura ha dirigido una de las cuentas más relevantes del sector financiero, como es la de BBVA, entidad a la que ha acompañado en su expansión internacional. Se muestra eufórico por la situación en la que se encuentra la multinacional, pero sobre todo con los resultados conseguidos en 2015 por la filial española (cerrado el 31 de agosto por el calendario fiscal estadounidense), cuya facturación ascendió a 823 millones de euros, un 14%más con respecto a 2014, y con un crecimiento previsto para 2016 en los mismos términos, además de la incorporación a la plantilla de 2.000 personas.

Pregunta. Fichó por Accenture recién licenciado, una situación bien diferente a la que viven hoy día los universitarios españoles.

“Diferenciarse en precio no compensa”

En el sector de la consultoría se han tirado los precios, sobre todo como consecuencia de la crisis, y debido a la aparición de numerosos competidores, tendencia que cambiará sobre todo porque “diferenciarse en precio no compensa, sino hay mayor productividad”. Porque en este “mundo nuevo el consumidor final ha de ser el ganador, es el rey, porque tiene información suficiente para cambiarse de proveedor”.

Juan Pedro Moreno insiste en la necesidad que tienen las pequeñas y medianas empresas en adquirir tamaño “Necesitamos más compañías en el Fortune 500, para ello el empresario no debe tenerle miedo a la transformación digital”.

Respuesta. Es diferente pero muy parecida a la de hace 26 años. Encontrar trabajo era un privilegio, pero también éramos menos exigentes. Ahora es difícil tener un empleo pero los jóvenes tienen más consciencia de lo que quieren, dominan su futuro. Eligen a las empresas en las que quieren trabajar, por eso es muy importante poner el foco en el talento. Es necesario que cada uno desarrolle su propia marca personal, que tenga valor en el mercado, no porque la carta de presentación sea Accenture sino por los valores de cada uno.

P. Han pasado cien días desde su nombramiento, ¿qué balance hace?

R. El comienzo ha sido muy bueno, hemos cerrado el año a nivel global con récord de ventas, con 31.000 millones de dólares (28.146 millones de euros). Por el negocio que generamos en España deberíamos ser de las empresas que cotizaran en el Ibex 35. Aquí todos los indicadores de la economía española son magníficos. Las empresas vuelven a invertir y cuentan con nosotros. Estamos diseñando el nuevo Accenture, definido por la aceleración tecnológica. Más del 25%de lo que hacemos está relacionado con la transformación digital. Cada vez estamos menos orientados a proyectos y más a servicios, lo que hace que tengamos que ser más creativos. Por ejemplo, facturamos por consumo, hay cadenas hoteleras a las que facturamos por habitación vendida. El nuevo Accenture cambia el modelo con el que trabajábamos.

P. ¿En qué sentido?

R. Ahora necesitamos talento más variopinto, para ello tenemos un modelo de adquisiciones de empresas, disponemos de mil millones de dólares (907.000 millones de euros) para comprar compañías, por ejemplo, especializadas en big data, en mobility. Hemos comprado empresas como Fjord, Neometrics y AvVenta, y ahora tenemos perfiles que antes no teníamos, como matemáticos. Estamos en el top de las organizaciones de transformación digital. Nuestro modelo de recursos humanos ha cambiado, el traje y la corbata convive con la bata y bolígrafo.

P. ¿Qué empresas les interesan?

R. Tenemos un radar permanente de análisis de compañías. El objetivo es comprar aquellas startups con las que tengamos la oportunidad de convertirnos en el número uno de transformación digital. Para ganar escala creemos que la estrategia del crecimiento orgánico.

P. ¿Buscan startups con dificultades para financiarse?

R. Las empresas buenas no son fáciles de comprar, los propietarios intentan ver hasta dónde pueden llegar. No falta financiación sino que a veces escasea el conocimiento de marketing o una estrategia para seguir creciendo. Buscamos empresas con talento diferencial, que nos costaría reproducir, o que tengan activos tecnológicos que en nuestras manos pueden ser escalables.

P. ¿Le preocupa el resultado de las elecciones del domingo?

R. Hay multinacionales a la espera de hacer inversiones dependiendo de los resultados. No es nuestro caso, lo que está por venir es interesante. Un tema urgente es la reforma de las universidades, que han de estar orientadas a la empresa.

Normas
Entra en El País para participar