Cerca de la embajada española en la capital afgana

Un segundo policía español fallece por el ataque talibán en Kabul

La segunda víctima del ataque es el subinspector Jorge García Tudela, residente en Granada

El atentado no iba dirigido contra la legación dipolomática, sino contra una casa de huéspedes

El subinspector de la Policía Nacional, Jorge García Tudela, residente en Granada, ha muerto esta madrugada como consecuencia del atentado terrorista que se produjo ayer en Kabul (Afganistán). Se trata de la segunda víctima del atentado, junto al policía, Isidro Gabino Sanmartín Hernández, de 48 años de edad, que falleció en la tarde de ayer, según informó el Ministerio de Interior.

Todo el personal de la Embajada de España, entre ellos los funcionarios del Cuerpo Nacional de Policía que integran el destacamento de seguridad, han sido evacuados tras una intervención que se ha prolongado durante más de 10 horas. Alguno de ellos han tenido que ser atendidos.

Al menos diez personas, entre ellas los dos policías españoles y cuatro agentes afganos, murieron y otras nueve resultaron heridas en el ataque talibán en Kabul, al que las fuerzas de seguridad pusieron fin tras más de 10 horas de enfrentamientos.

El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, tiene previsto desplazarse en las próximas horas a León para reunirse con la familia del policía, Isidro Gabino Sanmartín Hernández, y a continuación viajará a Granada donde visitará a los familiares de Jorge García Tudela.

El ataque se produjo apenas unas horas después de que el presidente de Afganistán, Ashraf Gani, anunciase que su Ejecutivo retomará, en cuestión de “semanas”, las negociaciones de paz con los insurgentes, suspendidas desde hace más de cuatro meses.

La inseguridad se ha disparado este año en el país asiático, con un incremento del control talibán en varias áreas del país, tras tomar temporalmente el pasado septiembre la ciudad nororiental de Kunduz en su mayor logro militar desde la caída del régimen en 2001.

Afganistán vive uno de los años más sangrientos desde 2001, que ha causado solo en el primer semestre al menos 1.592 muertos y 3.329 heridos civiles.

La OTAN ha anunciado que mantendrá unos 12.000 efectivos en Afganistán a lo largo de 2016 en su operación de asesoramiento a fuerzas afganas, el triple de su presencia actual, ante la situación de inseguridad en el país.

Reacciones políticas

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, nada más conocer la muerte del primer policía, Isidro Gabino Sanmartín, suspendió un mitin que tenía en Murcia y se puso en contacto con el líder del PSOE, Pedro Sánchez; con el de Podemos, Pablo Iglesias y con el lehendakari, Iñigo Urkullu. Asimismo, envío un mensaje a Albert Rivera (Ciudadanos), porque no pudo localizarlo. Sánchez inició su mitin en Barakaldo (Vizcaya) con un minuto de silencio en recuerdo del policía asesinado, mientras que Pablo Iglesias lamentó en Alicante la muerte del agente.

También el líder de Ciudadanos, Albert Rivera, inició su acto electoral en Alicante con un homenaje al policía, para el que pidió un “fuerte aplauso”. Los extranjeros se encuentran en lo más alto de la lista de objetivos talibanes junto a las fuerzas de seguridad afganas y funcionarios públicos, siendo a menudo objeto de ataques armados y secuestros.

Normas