Lugares exclusivos para disfrutar del placer del descanso

Escapadas ecochic a todo lujo

Refugios ocultos en lugares recónditos, villas de lujo integradas en entornos privilegiados.

El turismo ecológico y de bienestar se encuentra en pleno apogeo.

Hotel en Ulusaba (Sudáfrica).
Hotel en Ulusaba (Sudáfrica).

El turismo ecológico y de bienestar está en pleno auge, no para de crecer en un mundo marcado por el estrés del trabajo, las nuevas tecnologías y un ritmo de vida cada vez más frenético. Lo que sigue son algunas propuestas para aquellos que quieran, y puedan permitirse, una escapada exclusiva y, sin embargo, respetuosa con el medioambiente para aislarse en refugios ocultos, lugares recónditos o villas glamurosas integradas en entornos exóticos para disfrutar del placer del descanso lejos de la ciudad, la rutina y los problemas cotidianos.

La isla de Marlon Brando

Marlon Brando descubrió los encantos de la Polinesia francesa durante el rodaje de la película Rebelión a bordo, en 1962. Algunos años más tarde, en 1966, Brando compró Tetiaroa –al parecer por 200.000 dólares de la época–, que fue su refugio hasta su muerte en 2004. Tetiaroa forma parte de las Islas de la Sociedad, un pequeño atolón aislado, a unos 50 kilómetros al noreste de Tahití.

En 2014 se inauguró como un hotel de lujo ecológico, con el nombre The Brando Resort, naturalmente. Acoge 35 villas de estilo polinesio a lo largo de la costa de Motu Onetahi, de playas vírgenes. El complejo cuenta con dos restaurantes gourmet, dos bares, un spa, un huerto ecológico...

¿Cuánto cuesta disfrutar de este paraíso? Una villa para una o dos personas, 3.000 euros la noche; entre una y cuatro, 6.000 euros, y hasta seis, 9.000 euros. A ello hay que sumar otros 400 euros del vuelo desde Papeete, con Air Tetiaroa. Tetiaroa es un santuario natural para aves y vida marina. Un capricho para quien se lo pueda permitir.

Islas Cook, 100% eco

Karieva Beach, en las islas Cook.
Karieva Beach, en las islas Cook.

Playas salvajes de arena blanca y fina, escenarios salvajes y paradisiacos... El archipiélago de las Islas Cook, situado en el Pacífico sur, entre Hawai y Nueva Zelanda, es un destino para quienes busquen una experiencia turística ecológica pero, a la vez, de lo más chic.

Karieva Beach House, una casa de alquiler ubicada en la isla de Rarotonga, es el sitio. Construida con madera de cedro tratada con aceites naturales, posee unas espectaculares vistas a la laguna de Muri y al océano, donde en algunas ocasiones se pueden avistar ballenas.

Sus propietarios, una española y un nativo, la han construido de manera responsable y sostenible con el objetivo de ofrecer un espacio lo más natural y ecológico posible.

Camping en Uluru (Australia).
Camping en Uluru (Australia).

Acampar con glamour

Las instalaciones en los glampings (camping con glamour) son exclusivas tiendas de campaña, carpas o cabañas con todas las comodidades: baños lujosos y zonas comunes como spas, piscinas o salones, y hasta wifi.

Un ejemplo es Longitude 131, un camping ecológico de cinco estrellas con vistas al monte Uluru (Ayers Rock), uno de los monolitos más grandes del planeta, con nueve kilómetros de contorno, y uno de los iconos de Australia.

Son 15 villas privadas, unidas por paseos de tierra roja, que rememoran las tiendas de los primeros exploradores pero con todos los detalles de un hotel de lujo, hasta con telescopio por si no apetece acercarse al monolito.

Este pico, aislado en una gran llanura de matorrales, de arenisca rojiza en el centro de Australia, es una montaña sagrada para los aborígenes anangu y la mayor atracción del Parque Nacional Uluru-Kata Tjuta. Longitude 131 es uno de los alojamientos que Nuba, especializada en viajes a medida y privados, recomienda a sus clientes para desconectar.

El refugio de Richard Branson

Con 4.000 hectáreas de límites sin vallar con las reservas circundantes, Ulusaba es uno de los principales destinos de naturaleza salvaje de Sudáfrica.

Este espacio privilegiado y protegido, fronterizo con el Parque Nacional de Kruger, fue adquirido en 1999 por Richard Branson, multimillonario propietario de Virgin, con la intención de convertirlo en un refugio especial. Los animales circulan en libertad y muchos de ellos escogen sus alrededores para vivir, libres de cazadores.

El ryokan Hoshinoya, en Kioto.
El ryokan Hoshinoya, en Kioto.

Las cabañas tipo lodge, ubicadas en plena sabana de la reserva privada de Sabi Sands, presumen de ser las más exclusivas del mundo, pero sin descuidar el compromiso con el entorno medioambiental y la fauna salvaje.

Retiro en un ‘ryokan’

Son la esencia de la hospitalidad japonesa. Los ryokan representan una buena oportunidad para familiarizarse con el estilo de vida japonés, que han conservado a lo largo de muchas generaciones. Hay alrededor de 60.000 ryokan en el país.

Construido sobre una centenaria residencia de un rico comerciante de Arashiyama y rodeado por bellísimos jardines se encuentra uno de los ryokan más exclusivos de esta ciudad, Hoshinoya Kyoto, de relajante decoración minimalista fusionada con la esencia de la tradición japonesa. Se accede en barca privada a través de un lago rodeado por un frondoso bosque. Sin duda, una experiencia muy recomendable.

‘Lodge’ patagónico ‘tailor-made’

Inspiradas en los antiguos refugios patagónicos, las 12 villas privadas que forman Awasi, el hotel tailor-made (hecho a medida) más exclusivo de Chile, fueron diseñadas para divisar las mejores vistas del bosque, del lago Sarmiento y de las impresionantes Torres del Paine.

Estas, emplazadas en el corazón del parque nacional, se erigen como uno de los principales atractivos de esta región y son un icono de la Patagonia chilena. El hotel presume de ofrecer un vehículo 4x4 y guía privado para cada una de las habitaciones.

Normas