El grupo y la banca evaluarán la viabilidad de macroconstrucciones en varios países

Abengoa necesita 3.200 millones para cerrar cinco macroproyectos

Exterior del complejo de Abengoa Water en Dos Hermanas (Sevilla).
Exterior del complejo de Abengoa Water en Dos Hermanas (Sevilla). EFE

Abengoa cuenta con cinco macroproyectos en fase de ejecución en Brasil, México, Chile y Estados Unidos con una deuda asociada de 2.060 millones de euros y con necesidades de liquidez por más de 3.200. Las fechas previstas para su terminación oscilan entre julio del próximo año y octubre de 2019.

Santander, Bankia, CaixaBank, Popular, Sabadell, HSBC, Crédit Agricole y el sueco EKN, entre otras entidades, continúan trabajando junto a KPMG para determinar las necesidades de liquidez de Abengoa y conocer al milímetro el mapa de su pasivo. Pero hay proyectos con necesidades inminentes de efectivo para mantenerse a flote.

El grupo de ingenería tiene en fase de construcción instalaciones en Brasil (líneas eléctricas), México (una planta de cogeneración y otra de ciclo combinado), Chile (una planta solar) y Estados Unidos (una infraestructura para el suministro de agua en San Antonio, Texas). El problema es que aún les queda mucho trabajo por delante, y la llegada de nueva liquidez es necesaria para concluirlos.

Los cinco macroproyectos tienen dispuesta financiación puente –garantizada por la matriz con el objetivo de que después sea respaldada por el propio negocio– de 2.057 millones, invertidos en activos. Pero la estimación es que estas obras necesiten financiación por unos 5.300 millones. Es decir, faltan más de 3.200, y la matriz se declaró en preconcurso la semana pasada, con lo que su tesorería está en manos de las entidades financieras a las que ya debe dinero.

Impagos y CDS

La filial mexicana de Abengoa admitió ayer que “incumplirá con sus obligaciones de pago” relativas a varias emisiones de deuda en el país. El prgrama de emisión contemplaba la venta de hasta 3.000 millones de pesos (unos 164 millones de euros).

La activación de los CDS (seguros que cumplen el impago de la deuda) se tomará precisamente hoy a la una de la tarde (hora española). Hay más de 700 millones de euros en este tipo de derivados.

ABENGOA 0,01 -8,33%
ABENGOA B 0,00 -11,54%

En Brasil, estaba previsto que la conversión del crédito puente en préstamos de largo plazo por más de 15 años se firmara este mismo mes diciembre. Para enero estaba programada la concesión del dinero para los próximos 18 años en una de las fases del proyecto en Chile, mientras que marzo estaba marcado en el calendario para una fase del proyecto mexicano. Fuentes conocedoras de la situación explican que Abengoa, junto a sus bancos, deberán realizar un análisis de cuáles de estos proyectos son viables y apostar por ellos. El objetivo de la empresa para blindar su supervivencia es proteger los activos valiosos, como publicó ayer CincoDías.

La empresa, liderada desde el pasado 27 de noviembre por José Domínguez Abascal, se centrará en su negocio esencial de ingeniería y acelerará y ampliará el plan de desinversiones, cifrado en 1.200 millones de euros el pasado septiembre. Fuentes del sector hablan de 1.800 millones. El importe final ni mucho menos está cerrado, pues dependerá de la liquidez que los bancos inyecten y de la evolución operativa del grupo en los próximos meses.

Las fechas en que se iniciaron los cinco macroproyectos en construcción van de marzo de 2013 a mayo de este año. Por su parte, las últimas estimaciones eran que fueran finalizándose entre julio del próximo ejercicio y finales de 2019. La planta solar en Atacama (Chile) es la que más liquidez requiere: unos 1.600 millones.

La deuda vinculada a proyectos reportada por el grupo de ingenería a cierre de septiembre supera por poco los 3.000 millones de euros, pero los acreedores estiman, a falta de un veredicto definitivo por parte de KPMG, que en realidad es más del triple, con un total de 10.000 millones de euros. Otros 2.600 millones serían deuda corporativa y otros 7.500 de circulante, en los que se incluyen unos 5.500 millones de euros para el pago a proveedores.

Normas