La Administración cumple la norma a rajatabla

Las pymes dan un tirón de orejas a las grandes en morosidad

El sector privado incumple los plazos de pago, superando en 34 días el vencimiento, hasta los 94 días de media, según un estudio de Crédito y Caución.

Las pymes dan un tirón de orejas a las grandes en morosidad

La ley obliga a la Administración pública a efectuar sus pagos antes de los 30 días y a las empresas privadas, antes de los 60. Mientras que las primeras lo cumplen a rajatabla, tras la puesta en marcha de diversas medidas como el fondo de liquidez autonómica, no se puede decir lo mismo de las privadas, que rebasan los plazos a una media de 34 días, hasta los 94.

Los datos se desprenden de un estudio elaborado por Crédito y Caución, presentado a principios de esta semana, a partir de las cuentas de 80.000 empresas (en las que se tiene en cuenta el número de trabajadores, la facturación y el balance). Y es que las medidas legales, tildadas de fracaso en la presentación del informe, “no han servido para nada”.

“Las medidas han llegado muy tarde y mal. No han servido para nada”, afirma el director del observatorio Cash Management de la escuela de negocios IE, Francisco López Berrocal.

La media en la pequeña empresa es de 91 días

Aunque más tarde matiza: “También es cierto que si esas mismas medidas se hubiesen adoptado a principios de 2000, los resultados seguramente habrían sido muy diferentes, pero su puesta en marcha se fue postergando para finalmente intentarlo en el peor momento posible: la crisis”.

Pero hay diferencias y las marcan las pequeñas empresas. A pesar de ser las que más dificultades encuentran a la hora de buscar financiación al no poder acudir a otros mercados, sitúan sus pagos en los 91 días. Por detrás se colocan las medianas y las micro, con 95 días; y a una distancia mucho mayor, con plazos de 114 días, las grandes empresas.

Según datos del observatorio, el 64% de las empresas apoyarían medidas drásticas y sancionadoras contra la morosidad. “Lo cierto es que las empresas grandes tienen el poder y la capacidad de mando sobre la pequeña. Mientras las pequeñas tienen la voluntad de mejorar pero no los medios, las grandes no tienen la voluntad pese a que son las que tienen más medios”, lamenta López Berrocal.

“Nosotros no tenemos nada que hacer frente a las grandes empresas. Hace poco se han publicado datos que sitúan los plazos de pago de algunas de las empresas del Ibex entre los 200 y los 400 días. Esto no puede suceder”, advierte uno de los asistentes.

Sesgos por actividad 

Pero no solo existe un sesgo entre pequeñas y grandes empresas, sino que también muestran diferencias en sus plazos dependiendo del sector productivo y situación geográfica dentro de España.

Por actividad, las empresas de servicios son las más eficientes con 89 días, seguidas por las del sector primario (93) e industria (99). En último puesto están las de construcción, que llegan hasta los 103 días.

Ignacio Jiménez, director comercial y de marketing de Iberinform; Franciso López Berrocal, director del observatorio Cash Management del IE, y Marta Nodal, directora comercial de Crédito y Caución.
Ignacio Jiménez, director comercial y de marketing de Iberinform; Franciso López Berrocal, director del observatorio Cash Management del IE, y Marta Nodal, directora comercial de Crédito y Caución.

También se observa una clara diferencia por comunidades autónomas. Así, las empresas situadas más al sur de la península extienden el plazo a 105 días, donde empatan Andalucía y Castilla La Mancha. En tanto, en Extremadura se sitúa en 100 días.

En el otro lado de la balanza, compañías del norte de España, cántabras y navarras, tardan 80 y 83 días, respectivamente. Pero entre todas destacan las de Baleares, que han conseguido reducir su vencimiento a 79 días.

“En España nunca nadie ha pagado pronto, pero con la adhesión a la Unión Europea es necesario bajar los plazos”, recuerda López Berrocal. La moratoria actual acerca a España más a la Europa periférica, entre las que figuran Grecia, Italia o Portugal, que a los comportamientos de otros como Holanda o Países Nórdicos.

La financiación vía proveedores es una situación muy difícil de solventar, ya que, según los cálculos del Observatorio, para lograr disminuir estos plazos se deberían inyectar entre los 115.000 y los 150.000 millones de euros por medio de mercados financieros o recursos propios.

Situación internacional

La directora comercial de Crédito y Caución, Marta Nodal, aporta datos globales acerca de la insolvencia de las empresas. A nivel internacional,los mejores países son Austria, Finlandia, Japón, Suecia, Países Bajos y Estados Unidos, que tras el pico de 2009, según Modal, se encuentra en situación de clara mejoría.

En cuanto a Europa, aunque muchos países como España, Italia, Francia, Irlanda o Bélgica tienen altos datos de deuda, tienden a la mejoría. No ocurre lo mismo con Grecia, país en la que la directora pone el foco, ya que “los datos del país griego no mejoran y sus niveles de morosidad siguen aumentando”. En el otro lado se encuentran los Países Bajos, la región que más ha mejorado en este aspecto.

Modal hace referencia también a la región Asia-Pacífico, que “tras sufrir turbulencias recientes que se han trasladado al comportamiento de sus pagos, ahora muestra una situación más estable”.

Normas
Entra en El País para participar