Defiende que la plusvalía tribute en la tarifa del ahorro

El PP propone una rebaja fiscal para los planes de pensiones privados

También contempla revisar la fiscalidad de las Sicav para evitar los fraudes de ley

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy.
El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy. REUTERS

El programa electoral del Partido Popular contempla que las plusvalías derivadas de los planes de pensiones tributen por la tarifa del ahorro en el IRPF. Ello supone en la práctica una relevante rebaja fiscal. La legislación vigente contempla una reducción fiscal por las aportaciones a los planes de pensiones. Hasta 8.000 euros están libres de tributación. Sin embargo, en el momento del rescate, la pensión tributa como una renta del trabajo en la tarifa general. El PP propone que la parte de los fondos recuperados que corresponde a los rendimientos obtenidos se someta a la tarifa del ahorro, cuyos tipos impositivos se mueven entre el 19% y el 23%.

Además, el PP se compromete a aumentar la "cantidad que da derecho a deducción en el IRPF por las aportaciones a sistemas de previsión social, en los caso en que las aportaciones se realicen conjuntamente por el empleador y el trabajador". Así, la reducción vigente de 8.000 euros podría incrementarse. Esta medida persigue que las empresas fomenten entre sus empleados el ahorro para la vejez.

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, también prometió el pasado fin de semana una rebaja fiscal del IRPF. En concreto, mostró su intención de rebajar el tipo mínimo del 19% previsto para 2016 al 17%. Y, el máximo, del 45% al 43%. El programa electoral del PP no entra hasta este grado de detalle y apunta de forma genérica su intención de "rebajar la carga fiscal de los ciudadanos".

Por otra parte, el programa electoral contempla un cambio normativo en las Sicav que supondrá que los 100 accionistas mínimos que se exigen para constituir este tipo de sociedades tengan una participación superior al 0,55%. Las Sicav son vehículo de inversión colectiva y, como tales, tributan al 1% en el impuesto sobre sociedades. Con esta medida, el PP pretende acabar con un fraude de ley muy extendido que consiste en que una persona con un elevado patrimonio constituye una Sicav con otros 99 accionistas de paja o también conocidos como mariachis.

Normas