Los tipos que propone el PPoscilarán entre el 17% y el 43%

El ‘as’ fiscal de Rajoy: bajada de tipos máximos y mínimos de IRPF

 El presidente del Gobierno y del PP, Mariano Rajoy, durante el acto de presentación del programa electoral del PP para las elecciones del 20 de diciembre en Valencia
El presidente del Gobierno y del PP, Mariano Rajoy, durante el acto de presentación del programa electoral del PP para las elecciones del 20 de diciembre en Valencia EFE

Cuando los periodistas preguntan al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, si se arrepiente de algo hecho en esta legislatura, es habitual que el líder del PP responda que, más bien, se arrepiente de algo que no ha hecho: acometer la bajada de impuestos que ya prometió en la campaña electoral que le llevó a la Moncloa en 2011. Entonces –se justifica siempre Rajoy– se encontró con un abultado y, en parte, inesperado déficit público por encima del 9% (incluidas las ayudas a la banca), lo que impidió al Gobierno ejecutar la prometida rebaja fiscal.

Sin embargo, la reforma aprobada en 2014, cuando la economía salió del túnel, y que entró en vigor en 2015, ya rebajó el tipo marginal mínimo del IRPF al 20%. De esta forma, el Gobierno dejaba el tipo mínimo de la renta inferior a como se lo encontró (en el 24%).

Posteriormente, Rajoy adelantó a julio pasado una nueva rebaja un punto del tipo mínimo de gravamen (al 19%). Esto supuso una inyección de unos 1.500 millones de euros en los bolsillos de los contribuyentes –unos 20 euros mensuales para las rentas medias– a seis meses de las elecciones generales.

El líder del Ejecutivo promete incentivos a la conversión de contratos temporales en fijos

Pues bien, ahora el PP no quiere parar ahí, y siguiendo con su mantra de que las bajadas de impuestos terminan generando más actividad, más consumo y, por lo tanto, más ingresos públicos, su programa para el 20D incluye una rebaja adicional del IRPF, tanto para las rentas más altas como para las más bajas.

Así lo anunció el sábado Rajoy en Valencia, donde presentó las líneas maestras de su programa electoral para las elecciones generales del 20D. El líder del PP se comprometió así a aplicar una rebaja de dos puntos del IRPF para la próxima legislatura. Según detalló el tipo marginal pasará de un mínimo del 19% al 17% y tipo máximo se recortaría del 45% al 43%.

Esta rebaja permitiría, en opinión de Rajoy y de su partido, generar más empleo, más crecimiento económico e ingresos para el Estado, permitiendo al mismo tiempo una mejora de los servicios sociales. Sin embargo, el presidente del Ejecutivo no precisó qué tipo de cambios operarían en los tipos intermedios de renta, ni cuanto costará esta bajada de tipos a las arcas públicas.

Además, el presidente del Ejecutivo prometió que si vuelve a gobernar después del 20D, añadirá una ampliación de los actuales “cheques familiares” con incentivos fiscales para familias con miembros discapacitados y permitirá que los gastos por adopciones internacionales puedan deducirse.

Rajoy promete una ampliación de los actuales “cheques familiares” con incentivos fiscales

En materia de empleo, Rajoy también avanzó que, si gobierna, habrá “cambios importantes” en las cotizaciones que empresarios y trabajadores pagan a la Seguridad Social.

No obstante, postergó el anuncio concreto de qué hará el PP con estas cuotas a “los próximos días” y podría ser la ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez, la que detalle esta medida, ya que Rajoy ha encargado a sus ministros que cuenten las propuestas en distintas materias.

En cualquier caso, sugirió que los cambios en cuestión de cotizaciones a la Seguridad Social irían encaminados a generar incentivos en la conversión de contratos temporales en fijos. Dicho lo cual, reiteró que las políticas del PP permitirán la generación de dos millones de nuevos empleos en los próximos cuatro años.

En paralelo, el jefe del Ejecutivo resumió su proyecto para la próxima legislatura en siete grandes objetivos: más empleo, más crecimiento, cuidar de las personas y de las familias, mejora del sistema educativo, reforma de la administración, defender la unidad de España y culminar la regeneración democrática y la lucha contra la corrupción.

  • Desconfiar de las rebajas fiscales

Ante este anuncio, el secretario general del PSOE y candidato a la Presidencia del Gobierno, Pedro Sánchez, pidió a los votantes que no crean a Rajoy, ni al candidato de Ciudadanos, Albert Rivera –que también quiere fijar un tipo máximo del 43%– cuando prometen que bajarán los impuestos en la próxima legislatura.

“No creáis a quienes dicen que van a bajar los impuestos porque no va a ser posible”, dijo recordando que el déficit público asciende 10.000 millones de euros y que hasta al menos 2019 no se podrá cumplir el objetivo del 3% del PIB impuesto por Bruselas: “Pregunten a Rivera y a Rajoy de dónde van a recortar cifras (...) para cumplir con Europa”, insistió. Por ello, Sánchez explicó que, si gobierna el PSOE, lo primero que hará será pedir a la Comisión Europea más flexibilidad para cumplir el déficit.

Que mande el más votado en los ayuntamientos

El Partido Popular ha incluido en su programa electoral sendos planes para reforzar el Senado como cámara de debate autonómico y las diputaciones, como instituciones claves para coordinar los servicios públicos de los ayuntamientos. Son dos de las principales medidas que aparecen en los capítulos Unidad de España y Constitución: la reforma institucional y Una Administración más eficaz que presentaron ayer la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal y el ministro de Justicia, Rafael Catalá.

Para ello, los populares apuestan por reformar la ley electoral de forma que en los ayuntamientos “gobierne la lista más votada” a través de una “prima de gobernabilidad a quien gane claramente y con una distancia considerable” en las urnas.

“En caso de no existir mayoría absoluta ni una distancia considerable respecto a otros partidos políticos, se propondrá introducir un sistema de doble vuelta que conseguirá que los gobiernos resultantes se correspondan con las decisiones de los ciudadanos”, indica el programa de los populares.

Asimismo, en el ámbito estatal, el PP se compromete a respetar “la costumbre constitucional” de que solo formará gobierno el más votado. Si bien, el programa no prevé ninguna medida para que el resto de partidos tenga que respetar también esta costumbre. Así, Cospedal, explicó que el PP quiere “que gobierne España quien quieran los españoles, no quien quieran los partidos políticos en acuerdos firmados en despachos cerrados”.

Catalá, por su parte, explicó que si el PP gobierna apostará por la digitalización de la justicia que incluirá la creación de un “nuevo Registro Civil único, gratuito y telemático” que facilite las gestiones a los ciudadanos.

Normas
Entra en El País para participar