Fotovoltaica

Autoconsumo, a la espera de una regulación racional

La normativa española es un ejemplo de lo queno hay que hacer, dicen desde la AIE

Autoconsumo, a la espera de una regulación racional

Un escenario lleno de oportunidades pero falto de seguridad jurídica necesaria para el impulso de la energía fotovoltaica y el autoconsumo en España. Es la conclusión del análisis de la situación de la energía fotovoltaica realizado por el propio sector, los partidos políticos y expertos jurídicos reunidos en Madrid en la segunda edición del Foro Solar. Es decir, el autoconsumo precisa de una normativa sin barreras para tener un desarrollo similar al que ya se experimenta en otros países. “La regulación de autoconsumo en España es ejemplo de lo que no hay que hacer”, señalaba en el foro Gaëtan Masson, agente de operaciones de la Agencia Internacional de la Energía.

Después de un periodo de más de tres años de incertidumbre, que ha tenido paralizado al sector, lo único positivo del real decreto –que ha visto la luz recientemente– es que se ha aprobado, según José Donoso, director general de la Unión Española Fotovoltaica (Unef), quien considera que aún es pronto para saber qué va a pasar, cómo va a reaccionar el mercado o qué decisiones van a tomar las empresas. “Tenemos la esperanza de que el nuevo Gobierno, sea el que sea, haga una normativa que responda al interés común de la sociedad, que las barreras al autoconsumo, tanto económicas como administrativas, desaparezcan y que se sustituyan por un decreto más razonable”.

¿A qué responde esta obcecación? “A una concepción de un mercado eléctrico que no se corresponde con el de 2015, sino con el de hace 50 años. Una situación insostenible, y más pronto que tarde se hará una nueva regulación más racional”, apunta.

En su opinión, lo primero que hay que eliminar es el impuesto al sol, porque es una barrera económica que desincentiva el autoconsumo. “Es paradójico. Existe un clamor mundial por el cambio climático, por pasar del actual modelo a uno bajo en emisiones de CO2, y tenemos una tecnología que no pide subvenciones, ni primas ni nada, que solo necesita que se desarrolle el libre mercado, pero la penalizan. Es una contradicción flagrante”, se lamenta Donoso.

Es una alternativa que ya ha echado a andar en el resto del mundo. Lo curioso es que en España, que fue un país pionero, nos estamos quedando atrás y lo que es presente para muchos países es futuro para España. “Esperemos que esto cambie y ese futuro se convierta en presente aquí también”, subraya.

Desde la Asociación de Productores de Energías Renovables (Appa), su director general, José María González Moya, cree que el real decreto no es un instrumento válido para el desarrollo del autoconsumo. “El argumento del Gobierno, que han utilizado también las eléctricas, es que el autoconsumo es insolidario por el hecho de que se dejan de comprar kilovatios a la red y, puesto que los costes del sistema son en su gran mayoría fijos, van a tener que hacer frente a ellos otros consumidores. Esto es falaz y sesgado”. Desde Appa insisten en que el futuro de la solar pasa por el desarrollo de la generación distribuida, el autoconsumo y su integración en la edificación.

Por su parte, la Fundación Renovables ha presentado un documento de propuestas de política energética con el título La energía como vector de cambio para una nueva sociedad y una nueva economía, con el que esta entidad quiere participar en el debate de cara a las elecciones del 20 de diciembre. En la presentación se enumeraron las deficiencias actuales de la regulación, como la del autoconsumo, indicando que “bastaba con una norma sencilla que abra las puertas y no los 44 folios que ha publicado el BOE para impedir que los ciudadanos generen su propia energía con un coste inferior al del sistema”.

Todos los partidos, menos el PP, apoyan la producción casera de luz

Los representantes de todos los partidos políticos, a excepción del Partido Popular, que declinó la invitación a participar en el II Foro Solar, coinciden en la necesidad de recuperar la seguridad jurídica y de derogar el actual real decreto de autoconsumo.


Ciudadanos, PSOE, Podemos e IU hablaron de la necesidad de una auditoría del sistema energético, así como del desarrollo de políticas de fomento de las energías renovables. Sobre su apuesta por la nueva normativa de autoconsumo, abogaron por suprimir el “impuesto al sol”, retribuir justamente la energía excedentaria y eliminar la prohibición de las instalaciones comunitarias. Asimismo, resaltaron la importancia de que se diseñe un registro ágil y sencillo, que no suponga en sí mismo una barrera.

José María González Moya, de la APPA, pide a los partidos políticos que aborden el cambio normativo sobre la base del actual real decreto. “Pero sobre todo que estos cambios se consensúen con el sector, que se hagan planteamientos a largo plazo y que se tengan en cuenta tanto los beneficios como los costes de esta solución. Que no se improvise y que no se demore”. Asimismo, resalta el posicionamiento internacional de las empresas fotovoltaicas españolas y su destacado papel como tractoras de I+D tecnológico. “Son empresas punteras que se mantienen porque han salido al exterior, pero es urgente que se desarrolle el mercado interior porque, si no, las perderemos”.

Normas