Se presentará la próxima semana a la plantilla

Telefónica ultima su nuevo plan estratégico para el periodo entre 2016 y 2020

La operadora celebrará su cumbre anual de directivos, abierta a todos los empleados

César Alierta, presidente de Telefónica.
César Alierta, presidente de Telefónica.

La maquinaria de Telefónica está en marcha. La operadora española tiene previsto celebrar la semana que viene, el lunes 30 de noviembre y el martes 1 de diciembre, uno de sus principales eventos: la cumbre anual de directivos. Eso sí, la empresa ha ido más lejos. Además de los 1.000 directivos presentes, el evento estará abierto a los más de 120.000 empleados del grupo en todo el mundo, que seguirán los debates y ponencias a través de los distintos canales online como Yammer.

En el encuentro, el presidente César Alierta presentará el nuevo plan estratégico de la operadora, según fuentes del sector. De esta manera, Telefónica será la primera empresa del mundo en presentar su plan estratégico en directo a toda la compañía.

El máximo responsable de Telefónica explicará las líneas estrategias así como las formas de actuación de la operadora en los distintos campos. La compañía no publicará datos sobre previsiones, algo que realiza habitualmente en la presentación de las cuentas anuales.

Este nuevo programa global de compañía tendrá una vigencia entre 2016 y 2020, y viene a sustituir al anterior, bautizado como Be More. Ese plan incluyó un marco de actuación basado en tres líneas básicas, descubrir, ser más disruptivos y ejecutar, destinado a transformar la compañía en una ‘telco’ digital.

Durante el encuentro, el consejero delegado, José María Álvarez-Pallete, y el resto de altos directivos participarán en los distintos debates, en los que se tratarán las evoluciones de los diferentes negocios así como el camino hacia el que se dirige la compañía.

El trabajo relacionado con el evento ya ha empezado. A lo largo de las últimas semanas, el debate entre directivos ha estado abierto con la presentación de distintas sugerencias para ser tratadas durante la cumbre.

El evento viene en un momento de grandes cambios en el grupo, con las incorporaciones de E-Plus en Alemania y las más recientes de GVT en Brasil y Canal+ en España. Además, Telefónica está en proceso de venta de su filial británica O2 a Hutchison. Una operación, valorada en más de 14.000 millones de euros, que debe ser aprobada por la Comisión Europea.

En España, Telefónica está cerca de cerrar el acuerdo del nuevo convenio colectivo, que incluirá una subida salarial acumulada del 4% entre 2015 y 2017, y un programa de ajuste de plantilla, a través de un plan de suspensión individual de contrato, universal y voluntario, para mayores de 53 años.

Avance de la teleco hacia los negocios digitales

La cumbre llega en una nueva etapa de la compañía, más dirigida hacia el crecimiento, según destacó César Alierta en febrero. El directivo dio por concluida la etapa en la que el grupo puso el enfoque en la mejora de la flexibilidad financiera y la reducción de deuda. Uno de los elementos de relevancia es el retorno al crecimiento del negocio en España, tras siete años de caídas.

La empresa está envuelta en el impulso en los negocios digitales en torno a las infraestructuras de nueva generación como la fibra óptica y el móvil 4G. En las cuentas del tercer trimestre, Telefónica destacó la mejora de la rentabilización de los datos móviles como vía para la aceleración del aumento de los ingresos. De igual forma, la operadora está en proceso de expansión en el segmento de los servicios digitales, que incluye áreas como el vídeo y la televisión de pago, el cloud, la ciberseguridad o las M2M, cuyos ingresos aumentaron un 24,6%.

Normas
Entra en El País para participar