"Beneficiaremos a los sectores más desfavorecidos"

Iglesias: “No se puede legislar al gusto del Ibex 35 y de los autónomos”

El líder de Podemos, Pablo Iglesias, durante su intervención en el foro informativo organizado por el diario 'El Mundo'.
El líder de Podemos, Pablo Iglesias, durante su intervención en el foro informativo organizado por el diario 'El Mundo'.

“En política hay que elegir, no se puede legislar al gusto de todos. No se puede gobernar al gusto de los dueños de las empresas que forman parte del Ibex 35 y también para los autónomos”. A través de este ejemplo, el secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, quiso dejar claro este martes que sus políticas económicas están orientadas a beneficiar a los sectores más desfavorecidos de la población. Lo hizo en el foro La España necesaria, organizado por el diario El Mundo en el madrileño Teatro del Canal de cara a las elecciones del 20 de diciembre.

En este encuentro, Iglesias reiteró que, de ganar las elecciones, Podemos establecería un IVA al 25% para productos de lujo y aumentaría el número de alimentos y bebidas que tributan al tipo de IVA superreducido (un 4%), así como incrementaría los tramos de IRPF para rentas superiores a 60.000 euros y los tipos, que oscilarían entre el 45% y el 55% para rentas que sobrepasen 300.000 euros. Asimismo, instituiría un impuesto sobre la riqueza, “para acabar con la lacra de la desigualdad”.

Disminuir el paro es posible, en palabras del líder de la formación, como se sigan políticas económicas “que aseguren un efecto multiplicador, lo que en última instancia hizo Obama”. La receta, según Iglesias es, entre otras medidas, subir el salario mínimo e invertir en gasto social “no solo porque es más justo sino porque es también más eficiente”.

A la pregunta sobre si un hipotético gobierno de Podemos bajaría las pensiones más altas, Iglesias aseguró que “éste no es el problema”, sino que habría que subir las prestaciones más bajas. En cuanto a establecer límites al sueldo de los directivos, el líder de la formación morada se mostró favorable. Así como a la idea de implantar medidas para impedir las llamadas puertas giratorias, es decir, la posibilidad de que cargos políticos puedan convertirse en altos cargos dentro de las empresas, un caso que distinguió de la simple vuelta a la profesión originaria.

Al hablar de este asunto se refirió concretamente a la exministra Trinidad Jiménez, que previsiblemente entrará en el consejo de administración de Telefónica, y a Felipe González. A la crítica del expresidente del Gobierno socialista, quien tildó sus propuestas de "franquistas", contestó que Gonzalez "debería tener más respeto por lo que representó para muchas personas en este país".

Normas