Antonio Lage Antúnez, director del centro de formación pericial Aspejure

“La prueba exigida puede costar más de 2.500 euros”

“La prueba exigida puede costar más de 2.500 euros”

Diplomado en Ciencias Empresariales, Antonio Lage Antúnez es perito en investigación y reconstrucción de accidentes de tráfico, la prueba exigida por el nuevo baremo de circulación para el cobro del seguro en caso de lesión. Lage es director del centro pericial de Aspejure y autor de diversos libros y manuales sobre la pericia judicial de diferentes especialidades.

Pregunta. ¿En qué consiste exactamente la reconstrucción biomecánica de un accidente de tráfico como prueba obligatoria para cobrar la prima?
Respuesta. Se trata de la reconstrucción de cómo ha sido un accidente a través de un análisis de los daños y de otras variables como la condición física de la víctima para, teniendo en cuenta las leyes de la física, determinar si es o no posible que se haya producido una lesión y, en caso de que así sea, cuál es su gravedad.

P. Pero, si depende también de parámetros algo más interpretativos como el estado físico de la víctima, ¿se puede considerar completamente fiable?
R. Sí, es una prueba completamente fiable, pero es cierto que hay situaciones en las que a una misma velocidad, una persona con mejor condición física puede no sufrir ningún percance, mientras que otra, sí. Por eso siempre decimos que esta reconstrucción debe ir acompañada del diagnóstico de un traumatólogo. Creo que juntos podrán reducir el fraude casi a cero.

P. Precisamente en torno al fraude está el conflicto, ¿cree, como las víctimas, que existirá una presunción de culpabilidad en estos casos?
R. Bueno, la verdad es que esa cuestión depende únicamente de la política de las diferentes compañías de seguros. Yo soy de la opinión de que, cuando hay un caso de accidente, se debería indemnizar lo antes posible a quien corresponda. Tendríamos una mejor opinión de las aseguradoras si pagaran antes e investigasen después. Luego, si existe un fraude, que tomen las medidas legales que sean necesarias y que les retiren el pago.

P. ¿Cuál es el coste de solicitar a un perito que lleve a cabo una reconstrucción biomecánica?
R. Pues depende mucho de a quién se le encargue, pero, sobre todo, depende del grado de complejidad del accidente en cuestión. Cuantos más vehículos estén implicados, cuánto más difícil sea de reproducir lo que ha ocurrido, más alto será el precio, lógicamente. En cualquier caso, si hay indemnizaciones grandes de por medio, el precio de partida de una reconstrucción puede estar en torno a los 2.500 euros.

P. ¿Y quién será el que tendrá que pagar la prueba? ¿El seguro o la víctima para demostrar su lesión?
R. Dependerá del caso. Si es un juez el que lo solicita, obviamente lo pagará el que pierda el juicio. En cualquier caso, las aseguradoras tienen sus propios peritos que les hacen precio. El problema está en si le toca a un particular.

Normas