Los contratos de bienes son más factibles para pymes

La ONU busca proveedores entre las empresas españolas

España ocupa el puesto 49 en el ranking de países por obtención de contratos, que lideran EE UU e India.

Lo ideal sería que igualase al menos la novena posición que tiene en la clasificación por aportaciones.

Miguel Álvarez, jefe de equipo de la división de adquisiciones de Naciones Unidas.
Miguel Álvarez, jefe de equipo de la división de adquisiciones de Naciones Unidas.

Responsables de la división de adquisiciones de las Naciones Unidas (ONU) valoraron la competitividad de las empresas españolas y las instaron a aprovechar los contratos que ofrece la organización durante un encuentro celebrado por la asociación de empresas contratistas con las Administraciones Públicas.

España contribuye actualmente con el 3% al presupuesto de las Naciones Unidas, lo que le sitúa en el noveno lugar en aportaciones. En 2014, las compras del organismo ascendieron a los 17.237 millones de dólares (16.108 millones de euros), sin embargo, las empresas españolas solo obtuvieron el 0,47% de los contratos que se ofertaron, lo que sitúa a España en el puesto 49 del ranking de países por obtención de contratos.

“Las oportunidades de negocio para las empresas españolas en Naciones Unidas pueden ser infinitas, tenéis mucho que ofrecer y hay un amplio abanico de posibilidades para vosotros”, afirmó Esmeralda, Martínez, consejera económica y comercial en Nueva York acreditada ante Naciones Unidas.

Martínez animó a las empresas españolas a postular para la obtención de contratos durante su intervención en un encuentro organizado por AESMIDE (Asociación de Empresas Contratistas con las Administraciones Públicas) para dar a conocer las oportunidades de negocio que ofrece Naciones Unidas.

España contribuye  con el 3% al presupuesto de las Naciones Unidas, lo que le sitúa en el noveno lugar en aportaciones

“La capacidad de la empresa española es magnífica y, por tanto, debería de participar en mucha mayor medida, con esfuerzo y dedicación, de esas oportunidades de negocio que ofrece Naciones Unidas”, aseguró Gerardo Sánchez Revenga, presidente de la asociación.

En 2014, la contratación del sistema de Naciones Unidas ascendió a 17,2 millones de dólares, un 7,2% más que en 2013 y, aunque las ventas de empresas españolas aumentaron un 8,6% hasta los 80,5 millones, su peso relativo solo ascendió ligeramente desde el 0,46% alcanzado en 2013 al 0,47%.

Todos los ponentes de la jornada coincidieron en las grandes oportunidades que existen para las empresas españolas. Miguel Álvarez, jefe de equipo de la división de adquisiciones de Naciones Unidas, insistió en que España tiene la capacidad de alcanzar como mínimo el noveno puesto del ranking de países por obtención de contratos, la misma posición que actualmente ocupa en aportaciones a la ONU.

Los países que actualmente consiguen mayor número de adquisiciones a nivel mundial son Estados Unidos (8,8%), India (7,1%) y Afganistán (4,6%). A nivel europeo, cinco países se encuentran entre los 10 primeros: Bélgica, Suiza, Reino Unido, Francia y Dinamarca. Lo cierto es que la tendencia española es de crecimiento: En 2007, su porcentaje de adquisiciones se situaba en el 0,28%, por debajo del 0,47% actual y desde entonces solo en 2011 disminuyó con respecto a años anteriores.

“Hay oportunidades tanto para la gran empresa como para la pequeña o mediana. Lo importante es saber cómo solicitar las ofertas y no desanimarse si no se consigue el objetivo a la primera. Realmente, veo muy poco interés por parte de las empresas españolas, cuando debería ocurrir todo lo contrario”, comentó Álvarez.

Por bienes y servicios adquiridos, las partidas más importantes en 2014 correspondieron a salud (21%), transporte (16%), alimentos y agricultura (11%), construcción e ingeniería (11%), gestión y servicios administrativos (10%) y combustibles (4%). En opinión de Álvarez, “los contratos de bienes son más factibles para las pequeñas y medianas empresas, por ejemplo, el abastecimiento de cascos o banderas”.

Lo cierto es que, según el director de la división de adquisiciones de Naciones Unidas, Dmitri Dovgopoly, “no contamos con ninguna empresa española en los sectores en los que tenemos un mayor volumen de compras como son alimentos y bebidas, combustibles, vehículos de motor y servicios financieros y seguros”, a pesar de que en todos ellos, “las empresas españolas son muy competitivas”, apuntó.

“Lo que tiene que tener claro cualquier empresa interesada en adquirir un contrato son los pasos que hay que llevar a cabo para poder llegar a ser tenido en cuenta y el primero es inscribirse en nuestra página web. Si no se está inscrito, no tendrá nada que hacer”, advirtió Álvarez.

Normas
Entra en El País para participar