Iniciativas frente al cambio climático | Celulosa

Sostenibilidad en el sector del papel

La industria forestal en Brasil se diversifica.

Imagen de las plantaciones forestales brasileñas.
Imagen de las plantaciones forestales brasileñas.

La industria brasileña del papel y la celulosa destaca como una isla de excelencia, mucho más allá del rendimiento económico que hizo que el sector fuera responsable de la mitad del superávit de 10.500 millones de dólares (9.800 millones de euros) de la balanza comercial en los nueve primeros meses del año.

Brasil es el mayor productor mundial de celulosa de fibra corta y el noveno de papel. Sin embargo, llama más la atención en el ranking por la sostenibilidad de las plantaciones forestales y el proceso de transformación de la madera con un bajo coste de producción y un índice elevado de productividad.

Los modelos de gestión destinados a la preservación de la diversidad biológica, el desafío de un ciclo de producción limpia que impulsó a las empresas a buscar la autosuficiencia energética y la utilización de energías renovables ayudan a garantizar el equilibrio medioambiental.

Los efectos tienen impactos sociales. La diversificación en el uso económico de la plantación forestal y la implicación de pequeños productores, a través de programas de sociedades, crean oportunidades de empleo e ingresos, modernizan las relaciones de trabajo y aumentan el intercambio de conocimientos.

Los números son un ejemplo. La industria del papel y la celulosa representa el 5,5% del PIB industrial brasileño y genera 4,2 millones de empleos. Los 7,74 millones de hectáreas de árboles plantados fueron responsables el año pasado de un stock de aproximadamente 1.690 millones de toneladas de dióxido de carbono.

Según la Industria Brasileña de Árboles (IBA), que representa al sector, Brasil posee el mayor stock de carbono del mundo, con el 12% de los bosques del planeta. El 65% de cada hectárea de árboles plantados para fines industriales está destinado a la preservación, en comparación con solo el 7% de la agropecuaria. Según la IBA, el sector contabiliza 5,8 millones de hectáreas de áreas recuperadas.

Normas