Editorial

Nace un gigante hotelero mundial

La fiebre de las megaoperaciones internacionales ha llegado al negocio hotelero. Y lo ha hecho por la puerta grande, creando el mayor grupo del mundo, gracias al matrimonio entre Marriott y Starwood. La operación está valorada en 11.300 millones de euros y supone el nacimiento de un gigante que controlará 5.500 hoteles y 1,1 millones de habitaciones repartidos por todo el planeta. Técnicamente, la unión se produce con una valoración de 72,08 dólares por título para Starwood, con un descuento de en torno al 4% con respecto al cierre del pasado viernes. Ello supone que los actuales accionistas de esta cadena hotelera tendrán el 37% del nuevo grupo. El movimiento anunciado ayer pone punto y final a la búsqueda de un comprador que puso en marcha Starwood el pasado abril. A lo largo de estos meses, la cadena, propietaria de firmas como Sheraton o St. Regis, ha mantenido contactos con InterContinental Hotels Group, Wyndham Worldwide Corp y diversos fondos soberanos. Tanto Marriott como Starwood tienen una presencia significativa en España. La primera cuenta con 79 establecimientos, 62 de los cuales están abanderados por la enseña AC by Marriott, fruto de un acuerdo con AC Hotels. Por su parte, Marriott posee 17 hoteles, ubicados en edificios históricos y singulares.

Normas