El programa Incorpora de la Obra Social La Caixa en Madrid entrega sus premios

Inserción laboral con valor añadido

Un empleado de Calzados Sánchez repara un zapato.
Un empleado de Calzados Sánchez repara un zapato.

Mariano Sánchez es, como lo fueron su padre y su abuelo, artesano zapatero. Al frente de Reparación de Calzado Sánchez, ha hecho prosperar el negocio, dedicado a la reparación y cuidado del calzado y artículos de piel y también al duplicado de todo tipo de llaves y mandos, así como al grabado de placas. Regenta ya tres locales en el barrio madrileño de Chamberí, el último inaugurado la semana pasada. El secreto de su éxito es el trabajo duro, la calidad de su producto y una estrategia empresarial que pasa por integrar a personas con discapacidad en el oficio.

Reparación de Calzado Sánchez ha sido uno de los galardonados este año por los Premios Incorpora de la Obra Social La Caixa en la Comunidad de Madrid, en la modalidad de pequeña empresa. Carabandis E.Leclerc Islazul, en la categoría de mediana empresa; Clece, como gran empresa, y la comunidad de religiosas Compañía Hijas de la Caridad San Vicente Paul, que ha recibido un premio especial, completan el cuadro de los galardones. Los premios, que tienen una convocatoria específica para cada comunidad autónoma, celebran este año su séptima edición. Fueron creados en el marco del programa Incorpora de La Caixa para reconocer a las empresas que integran las preocupaciones sociales en su estrategia.

Mariano Sánchez, junto a su hermano Raúl, economista, que se unió al proyecto en 2010, crearon en 2011 un plan que les ha permitido formar y contratar hasta seis personas con discapacidad en los últimos años. Ahora, ambos proyectan un nuevo plan que permitiría enseñar el oficio a entre seis y ocho personas con discapacidad al año. Y ultiman la puesta en marcha de una plataforma online de venta de zapatos artesanos, reparaciones y productos para el cuidado de la piel, iniciativa para el que contarán con personas con discapacidad, como reconoce Raúl.

Trofeo solidario

Inserción laboral con valor añadido

El trofeo entregado a los ganadores de los VII Premios Incorpora h a sido creado de forma altruista por André Ricard, diseñador de la antorcha olímpica de Barcelona 92. La escultura plasma el gesto de dos manos que se buscan para ayudarse, con el que se quiere reflejar el compromiso social de las empresas galardonadas. Todos los obsequios se han elaborado en los talleres de la Fundación Autismo Mas Casadevall, que ofrece un espacio de vida y trabajo a personas con trastorno del espectro autista (TEA).

Carabandis E.Leclerc Islazul es un hipermercado con predominio de productos alimentarios y bebidas. Colaboran desde el inicio de su actividad, en 2011, con todo tipo de organizaciones en favor de la integración laboral de personas en riesgo de exclusión, y en 2013 empezaron a ver ya sus frutos, señala Marián Béjar, directora de E.Leclerc Islazul.

La propia empresa se encarga de dar formación teórica y práctica a los jóvenes. Secretariado Gitano, con quien colaboran en el programa Aprender trabajando, les presentó a los premios. “Nuestros programas de formación han supuesto la primera oportunidad de empleo para todas las personas que han pasado por ellos, lo cual es una gran satisfacción para nosotros”, destaca Béjar.

La compañía de multiservicios Clece está dedicada a servicios integrales de limpieza de interiores, servicios sociales, mantenimiento, servicios aeroportuarios y restauración social, entre otras actividades. El jurado ha destacado su apuesta por los perfiles de difícil inserción sociolaboral y su implicación en la continuidad de los candidatos. De hecho, Clece ha integrado ya a 5.032 personas de colectivos vulnerables, de los cuales el 78% son personas con discapacidad. Esto supone el 7,3% de la plantilla, compuesta por 63.316 personas, según la memoria de 2014. El 83% del personal son mujeres.

Finalmente, la Compañía Hijas de la Caridad San Vicente Paul posee cuatro residencias dirigidas por personas de la propia orden y en las que se atiende a las hermanas mayores dependientes. El jurado ha destacado la intensa labor de integración que realizan y su apoyo desinteresado para facilitar la integración laboral de todas la personas, dentro y fuera de su organización.

Una red para el empleo de los más vulnerables

El programa Incorpora de la Obra Social La Caixa, en marcha desde 2006, se ha consolidado como un referente en el ámbito de la integración laboral de colectivos desfavorecidos. Y ello gracias a un innovador concepto: aunar en un mismo modelo la red de entidades sociales y la red solidaria de empresas en el marco de la responsabilidad social empresarial. Dichas redes están establecidas en cada una de las comunidades y ciudades autónomas y en Cataluña, además, lo están a nivel provincial. De este modo, organizaciones que actuaban de forma aislada ahora cuentan con una red de integración para trabajar de forma conjunta, compartiendo así sus conocimientos y su metodología.

En Madrid, en torno al Grupo Incorpora Comunidad de Madrid, son 35 las entidades sociales encargadas de desarrollar el programa. Entre enero y septiembre de este año Incorpora ha facilitado en esta comunidad un total de 2.058 puestos de trabajo, gracias a la colaboración de 747 empresas madrileñas, cuando en el mismo periodo de 2014 se consiguieron 1.464 .

En el éxito del programa de la Obra Social La Caixa han contribuido con un papel destacado los llamados insertores laborales, figura clave de Incorpora. El programa de La Caixa cuenta con 76 de estos profesionales en la Comunidad de Madrid, cuyo papel de enlace adquiere especial relevancia en todos los procesos de integración laboral. Este enfoque global y personalizado de las inserciones laborales, que incluye acompañamiento antes, durante y después de la contratación, es una de las características mejor valoradas por las empresas, que lo consideran el principal valor añadido de Incorpora.

Normas