La devolución del IVA por compras superiores a 90 euros

El turista de lujo se abona al descuento del ‘tax-free’

La devolución del IVA crece un 59% en compras superiores a 5.000 euros. Los visitantes chinos han superado a los rusos como los primeros compradores.

Tienda de Loewe en Madrid
Tienda de Loewe en Madrid

El perfil de turista de compras, aquel que se dirige a las grandes ciudades del mundo para ir de tienda en tienda en busca de los productos, en general, más exclusivos, no suele tener problemas en gastarse una buena suma de dinero. Pero a nadie le amarga un descuento, tampoco a quien puede pagar más de 5.000 euros en una sola compra.

La devolución del 21% de IVA de las compras, superiores a 90,15 euros, que realizan los turistas no residentes en la Unión Europea, el llamado tax-free, gana cada vez más adeptos. Sobre todo, en quienes tienen más capacidad para gastar. Según los datos de Global Blue, operador internacional de tax-free, las ventas efectuadas a través de este instrumento han crecido en España un 37% en los diez primeros meses del año. Un crecimiento que, en la banda de valor más alta, es aún superior. El número de turistas que han gastado al menos 5.000 euros en un solo establecimiento, y que a la hora de efectuar el pago han pedido la factura para recuperar este impuesto, ha crecido hasta un 59% en el mismo periodo. “Las marcas de lujo, joyería y grandes almacenes son los puntos de venta que más atracción generan”, afirma Luis Llorca, director general de Global Blue España.

Europa, el gran destino del lujo... de momento

Es el origen de las marcas más exclusivas del mundo. Europa sigue siendo el primer mercado del lujo, donde más compras se realizan en este segmento. En 2014, representaba el 34% del total, según el informe que cada año realiza la consultora Bain & Co. Sin embargo, EEUUya está cerca de alcanzar al Viejo Continente:“Las marcas internacionales son las de más éxito. Y Louis Vuitton, aunque sea europea, va a vender mucho en Nueva York”, opina Luis Llorca, director general de Global Blue en España.

Precisamente, la localización es la clave. Solo el 27% de las compras de tax-free que se generan en España se realizan en el Paseo de Gracia de Barcelona:“Y no son miles de tiendas”. Según Llorca, el turismo puede llegar a suponer hasta el 70% de las ventas de los establecimientos si están en las ubicaciones correctas, como el Barrio de Salamanca de Madrid. Más conexiones aéreas con Asia, o la emisión más rápida de visados, son puntos que pide el sector para incrementar la llegada de turistas de compras.

Según un informe de Ernst & Young, el mercado de tax-free en España es de unos 1.600 millones de euros, aunque desde el operador prefieren no dar cifras concretas. “A medio y largo plazo vamos a experimentar un crecimiento constante. No será lineal en todas las nacionalidades, pero hay todavía mucho potencial”, añade Llorca. Se estima que el 80% de los turistas asiáticos sí pide las facturas tax-free, y en un mismo porcentaje acaban canjeándolas. En el caso de los procedentes de EEUU, los terceros más importantes, el porcentaje es de un 35%.

Los turistas chinos son ya los principales turistas de compras en España. Suponen el 35% del mercado, y su gasto medio por compra es de 964 euros. Por contra, los visitantes rusos han reducido su cuota hasta el 9%:“Ahora, viajan menos y gastan menos. La caída del rublo y del petróleo los han penalizado”, explica Llorca. Los primeros gastan más en joyería y relojería, y los segundos las reparten con las tiendas de moda. Precisamente, el textil acapara el 54% de las compras de los turistas extranjeros, cuyo ticket es entre cuatro y siete veces mayor que el de un comprador local.
El auge del tax-free no es exclusivo de España. En Europa, hasta septiembre, el crecimiento era del 26%, aunque entre Reino Unido, Alemania, Francia e Italia, acaparan el 74% de este mercado.

España es el quinto país, pero muy lejos:“somos líderes en turismo, pero no en compras. Hemos apostado por un sistema enfocado en traer turistas por volumen, no por rentabilidad. El visitante chino identifica antes a Múnich que a Madrid como destino de compras”, se lamenta Llorca.

Normas