Rebaja el rating por la resolución independentista

Fitch degrada a bono basura la deuda de la Generalitat

El presidente de la Generalitat en funciones, Artur Mas, y el diputado de Junts pel Si y presidente de ERC, Oriol Junqueras.
El presidente de la Generalitat en funciones, Artur Mas, y el diputado de Junts pel Si y presidente de ERC, Oriol Junqueras. EFE

La agencia de rating Fitch ha anunciado que rebaja de golpe dos escalones la deuda catalana, de BBB- a BB. Esto significa que el pasivo de la Generalitat se convierte en bono basura. Fitch afirma que el cambio se debe al proceso independentista y más concretamente por la resolución soberanista aprobado por el Parlamento catalán el pasado lunes.

Esta iniciativa, aprobada por Junts pel Sí y la CUP, declara "el inicio del proceso para  la creación de un Estado catalán independiente en forma de república" y apuesta por no acatar las decisiones del Tribunal Constitucional. Fitch entiende que la resolución, que ha sido recurrido por el Gobierno y suspendida por el Constitucional, afectará a la relación de cooperación entre la Generalitat y el Ejecutivo de Rajoy.

La decisión de Fitch se suma a la rebaja del rating que anunció el pasado mes Standard and Poor's (S&P). Actualmente, la Generalitat tiene los mercados de crédito cerrados y el Gobierno catalán se financia a través de los mecanismos de liquidez aprobados por el Gobierno de Rajoy como el FLA. 

Normas