Breakingviews

El nuevo y confuso Vivendi

En un esfuerzo por deshacerse de su condición de grupo empresarial y centrarse en la música, el contenido y la televisión de pago, Vivendi ha vendido activos por valor de unos 35.000 millones de euros desde 2013, calculan los analistas de Bernstein. Las perspectivas para el resto de empresas, sin embargo, son inciertas. Si bien el crecimiento de los servicios de streaming de música y de suscripción fue de un 33% en el tercer trimestre, no es suficiente para compensar la disminución de las descargas digitales y las ventas físicas. El lanzamiento del nuevo servicio de streaming de Apple, que cuenta con una prueba gratuita, tiene parte de la culpa. Puede que el streaming tenga un gran potencial, pero el punto de inflexión parece difícil de alcanzar. Los beneficios antes de intereses, impuestos y amortización cayeron un 27% en el trimestre con respecto al mismo periodo de hace un año.

Mientras tanto, Canal Plus, de Vivendi, tiene una posición fuerte en la televisión de pago francesa y un negocio en crecimiento en el extranjero. Pero los ingresos cayeron ligeramente en el trimestre y está perdiendo suscriptores en Francia. Vivendi aseguró que fortalecer la música y la televisión requerirá grandes inversiones en los próximos dos años, junto con una gestión rigurosa de los costes. No está claro exactamente lo que eso conlleva, o cuánto costará.

Luego está la última ola de adquisiciones de Vivendi, que parece ir en contra de su nueva estrategia de dejar atrás los activos de telecomunicaciones y juegos. Ha construido una participación del 20% en Telecom Italia y dice que quiere ser un accionista a largo plazo.

Los juegos pueden representar una inversión atractiva, pero parece extraño haber salido previamente del negocio. Tampoco está claro en qué medida Vivendi puede influir en estas inversiones. Puede que Vivendi tenga un gran plan, pero no es evidente y el retorno sobre la inversión es incierto. Las acciones cayeron casi un 6% ayer, quizás reflejando lo que parece ser el largo y sinuoso camino de la reinvención de Vivendi.

Normas